“El trabajo dignifica al hombre”

57

 

Esta afirmación nos dice que el hombre desarrolla el intelecto, las habilidades físicas y mentales. Si practicamos una actividad que requiera nuestro esfuerzo, estamos ayudándonos a nosotros mismos para ser mejores y sentirnos bien por lo que hemos hecho.

Con el trabajo expresamos lo que sentimos, lo que anhelamos; podemos manifestar nuestras ideas, desarrollamos la creatividad y los conocimientos que tenemos y nos convertimos en seres humanos importantes para nuestra familia y para la sociedad en la que vivimos.

Descubrimos quiénes somos y qué podemos aportar para el bienestar de todo lo que nos rodea.

Para todos nosotros, es importante realizar un trabajo, saber que se está haciendo algo con lo cual se ayuda al desarrollo del sitio donde nos encontremos y al desarrollo personal. Es así como la falta de empleo o la pérdida del mismo, significa una gran decepción y una gran frustración para la persona que se encuentre en cualquiera de estas situaciones.

Siempre hemos tenido derechos así como obligaciones. Tenemos derecho a votar, a expresarnos libremente, a tener familia, etc. El trabajo, al ser una necesidad básica del hombre, también se transforma en derecho y es por esto que todas las naciones del mundo (especialmente las latinoamericanas) luchan contra el desempleo creciente y los factores que lo producen.

Algunas veces, el tener un trabajo no significa una satisfacción sino todo lo contrario: una carga pesada la cual llevamos por necesidad de ganar un sueldo y donde no tenemos la posibilidad de desarrollar nuestro intelecto y conocimiento.

Sin el trabajo el hombre no sería nada. Jamás tendría la capacidad de desarrollarse y sentirse como una verdadera persona.

El Estado y las empresas deben propiciar la realización de una labor que permita el desarrollo de las potencialidades, anhelos, sueños y características que definen a una persona.

“¡La dignidad no la da el poder, el dinero, la cultura, no! La dignidad la da el trabajo” y un trabajo digno, porque hoy varios “sistemas sociales, políticos y económicos hicieron una elección que significa aprovecharse de la persona” Papa Francisco.

COMENTARIOS