Paraguay deberá crear 66.000 empleos por año

28

Entre el 2015 y 2030, la población activa de Paraguay aumentará en 990.000 trabajadores, lo que requerirá 66.000 nuevos puestos de trabajo cada año. La meta es alcanzable si la economía crece 3,7% en promedio anual, según un estudio del Banco Mundial.

El documento, presentado este lunes, fue elaborado por Elizabeth Ruppert Bulmer, técnica del Banco Mundial, y se denomina “La transformación dinámica del empleo en Paraguay”. Destaca que nuestra economía está en medio de una transformación estructural, pasando de una basada en la agricultura a una fundada en los servicios.

Dice que la parte del crecimiento reciente del empleo se concentró en el comercio (que da cuenta del 40% de los nuevos empleos netos) y los servicios públicos (20%), seguidos de los sectores de manufactura (13%), otros servicios (11%), finanzas/bienes raíces (10%) y la construcción (8%).

El estudio señala igualmente que la creación de empleo fue acompañada por un fuerte aumento de la productividad laboral dentro de la mayoría de los sectores, con un promedio del 2,3% al año en términos reales.

Expresa que este aumento fue mucho más alto que el de productividad observado entre sectores, el cual ocurre cuando los trabajadores migran de un sector menor productivo a otro más productivo.

Destaca que el aumento de la productividad agrícola fue el principal impulsor del crecimiento agregado de la primera parte de la última década, pero otros sectores posteriormente cobraron impulso conduciendo a aumentos de productividad más ampliamente compartidos entre los años 2008 y 2015.

Por ejemplo, los servicios de transporte, comunicaciones, finanzas, bienes raíces y otros tuvieron el mayor aumento de productividad
(0,9% al año desde 2008), seguidos por el Gobierno/administración púbica (0,6%), la construcción (0,5%), y la agricultura (0,4%). En contraste, los sectores manufactura y los servicios públicos perdieron productividad.

FORMALIDAD VERSUS INFORMALIDAD

Por otra parte, el documento destaca que el número de puestos formales (con asalariados que contribuyen a la seguridad social) se incrementó fuertemente, lo que contribuyó al aumento de la productividad laboral. Resalta que la creación de empleos formales fue, de hecho, el doble que la creación de empleos informales, a pesar del dominio de la informalidad en Paraguay.

Agrega que entre 2008 y 2015 se añadieron 372.000 puestos de trabajo formales, y 179.000 informales (en términos netos), y la tasa de informalidad se redujo del 79% al 71% en menos de siete años.

Sostiene asimismo que, mientras el sector privado agregó cerca de 200.000 puestos de trabajo formales, el sector público sumó 94.000 empleos formales (equivalente a un incremento del 54%). Acota que las grandes empresas formales añadieron la mayoría de los empleos del sector privado desde el 2008.

CALIDAD DEL EMPLEO

El diagnóstico del Banco Mundial destaca igualmente que estos patrones de creación de empleo se tradujeron en una mejora de la calidad del empleo, tanto debido a la creación de muchos puestos de trabajos formales, como también a raíz de que los salarios reales crecieron en todos los ámbitos; es decir, en todos los sectores y para la mayoría de los tipos de relación laboral.

COMENTARIOS