Familia del colono y su nieto insinúa otro trasfondo en caso de secuestro

231

 

Iara Dresch, hija del colono brasileño Alecio Dresch (73) y madre del niño Leonardo Farías Dresch (12), insinuó en su perfil de Facebook que ambos secuestrados estarían “pagando por el error de otras personas”, lo que a su vez condujo a los investigadores a sospechar que se trata de un plagio por venganza, más que con fines económicos.


Pese a que la familia de los secuestrados se mostró muy cerrada con la Policía y la Fiscalía, Iara Dresch usó su perfil de Facebook para escribir un emotivo y a la vez tendencioso mensaje.

“Fácil es juzgar a los demás cuando se cree que su familia es un ejemplo y pisa gente a su alrededor, culpar a gente que sería culpable. Me refiero al secuestro de mi padre, que estaría pagando error de otras personas. Todos sufrimos. Tenemos un nieto en medio de tanta confusión. No tenemos culpas de lo que hicieron. Son personas muy cercanas a nosotros”, dice, entre otras cosas, la publicación que hizo la mujer el domingo último.

Su padre Alecio y su hijo Leonardo fueron capturados por los captores el 23 de octubre pasado, en la colonia Margarita del distrito de Nueva Toledo, departamento de Caaguazú, cuando estaban trabajando en una chacra, con un tractor.

El mensaje de Iara Dresch en Facebook, obviamente, llamó la atención de los policías de Antisecuestro que están asignados a los operativos de búsqueda y que son los mismos que el sábado de madrugada capturaron a seis personas implicadas en el hecho, entre ellas Yesica Patricia Hoffman López (23), quien justamente fue pareja de uno de los nietos de Alecio Dresch, con quien incluso tuvo un hijo.

Según los investigadores, como antigua miembro de la familia, Yesica habría sido la que brindó los datos sobre el manejo del colono brasileño. El hijo de la joven detenida es bisnieto del secuestrado.

Los dos principales cabecillas del plagio que ya están detenidos, según la Policía y la Fiscalía, son los hermanos Josemar Borba Prussak (30) y Jozemar Borba Prussak (26). El primero es la actual pareja de Yesica.

Un trabajo técnico permitió saber que los celulares de los hermanos estuvieron en la misma zona cuando se produjo la captura del colono y su nieto. Después, coincidentemente, los celulares de los sospechosos hicieron un recorrido exactamente igual y al mismo tiempo que lo hizo el teléfono de Alecio Dresch. Es decir, los hermanos Borba Prussak estaban con don Alecio o por lo menos tenían el celular de este durante los primeros momentos del plagio.

Como hay un antiguo problema familiar, por la custodia del hijo que tuvo Yessica Loffman con un nieto de Alecio Dresch, los investigadores no descartan que este haya sido un secuestro por venganza y no tanto con fines extorsivos, ya que los captores nunca más se comunicaron con la familia para negociar el rescate.

COMENTARIOS