El 73% de las personas con VIH en Paraguay sufren discriminación

46
La mayoría de los portadores de VIH son hombres. | Foto: referencia/huffingtonpost.es.

EFE

El 73% de las personas que viven con VIH en Paraguay sufrieron discriminación o estigmatización a causa de su estado de salud en el último año, según un informe elaborado por la Fundación Vencer y el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas (Unfpa).

Esta fue una de las conclusiones recogidas en el “Índice de estigma en personas que viven con VIH”, documento que también evidenció que la vida de las mujeres y transexuales portadores de este virus es más complicada.

De hecho, el 53% de estas mujeres fue víctima de malos tratos.

Este estigma externo se manifiesta en problemas de exclusión a la hora de encontrar trabajo, vivienda, servicios sanitarios o educación, como dijeron cuatro de cada diez participantes en el estudio.

Estos problemas se suman al propio aislamiento personal, ya que tres de cada cuatro aseguraron que habían renunciado, por motivos personales, a tener hijos, pareja, relaciones sexuales o a quedar con sus amigos y familia, entre otras actividades.

Para el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y presidente del grupo ONU Sida, Luis Roberto Escoto, la estigmatización “procede de los valores sociales, el desconocimiento, la falta de información y la manipulación de la información”.

No obstante, opinó que en los últimos años se registró “un cambio grandísimo”, puesto que “antes era sinónimo de muerte y ahora es una enfermedad crónica”.

A pesar de que el ámbito de la medicina avanzó en cuanto a los tratamientos para paliar los efectos del VIH, en el campo legal todavía queda trabajo pendiente.

El informe manifiesta que solo 8,8% de las personas con el virus conoce la Declaración Universal sobre VIH/Sida de la ONU y menos de la mitad de los encuestados, 47,5%, conoce que en Paraguay existe una legislación nacional sobre VIH.

Si bien el país cuenta con esta normativa, el investigador principal del Índice, Martín Negrete, lamentó que Paraguay carezca de “una ley contra toda forma de discriminación”.

“Si a mí me discriminan por VIH, no tengo capacidad legal para que mi derecho vulnerado sea reparado”, apuntó.

Negrete también apostó por una educación integral de la sexualidad en las escuelas paraguayas, que ahora mismo “encuentra barreras”.

“Para nosotros es una herramienta enorme para que puedan protegerse, pero no solo me ayuda a protegerme a mí, sino que me enseña el respeto a la diversidad”, añadió.

El Ministerio de Salud Pública de Paraguay difundió esta semana los datos del Programa Nacional de control de VIH/Sida – ITS (Pronasida) que recogían que el 46,69% de los diagnósticos de VIH registrados en los primeros ocho meses en Paraguay corresponde a personas menores de 30 años.

Las estadísticas arrojaron también una clara diferencia por sexos entre los pacientes, con 68,95% de los casos en hombres y 31,05% en las mujeres, de un total de 1.024 casos confirmados, de los cuales 227 fueron categorizados como estadio de sida.

COMENTARIOS