Caacupé 2017: Recomendaciones para el peregrino

20

 

En el marco de su operativo “Plan de Asistencia Sanitaria – Caacupé 2017”, el Ministerio de Salud Pública brinda una serie de recomendaciones para quienes asistan a las festividades religiosas en honor de la Virgen de Caacupé.

Miles de fieles se dirigirán entre el 7 y el 8 de diciembre a la Villa Serrrana para pagar sus promesas a la Virgen de Caacupé.

Por la gran cantidad de gente que se congregará en la capital de Cordillera, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social emitió una serie de recomendaciones para los ciudadanos con respecto a diferentes áreas a las que se les deberán prestar especial atención para evitar descompensaciones y accidentes.

– Con respecto a la alimentación, la cartera de Salud recomienda consumir exclusivamente alimentos recién preparados y frutas.

– Antes de manipular los alimentos., no olvide lavarse las manos con agua y jabón.

– Aunque no tenga sed, beba agua potable cada 15 a 20 minutos como mínimo, para reponer la pérdida de líquido producida por el intenso calor y prevenir la deshidratación.

– Asegúrese de que el agua que ingiera sea realmente potable y provenga de una fuente segura.

– Los productos alimenticios que compre para comer deberán ser exclusivamente de comercios que se encuentren en buenas condiciones de limpieza.

– Evite consumir alimentos que contengan mayonesa, mostaza, cremas, huevos y salsas conservadas sin refrigerar.

– Tenga en cuenta que los alimentos expuestos o almacenados al sol son altamente riesgosos para la salud, por lo que se sugiere evitar su consumo para prevenir enfermedades.

– En lo posible, evite consumir comidas que se comercializan en la calle o que esté en puestos sin la debida cobertura o protección contra insectos.

– Tenga en cuenta que el uso de guantes por parte de los vendedores no necesariamente garantiza la inocuidad de los alimentos.

– Evite  consumir comidas fritas, ricas en grasas o azúcares, semicrudas o crudas y muy condimentadas, pues son de más difícil digestión y restarán la energía requerida para la peregrinación.

– Considere que los alimentos crudos o semicrudos pueden estar contaminados y producir intoxicación.

– El consumo de alimentos con mucha sal, principalmente los envasados, no es saludable, pues aumenta el riesgo de hipertensión. Si sumamos esto a la pérdida de líquidos a través del sudor, se puede llegar a la deshidratación. Se recomienda evitarlos en todo momento.

– Por su seguridad y la de los demás, no consuma bebidas alcohólicas.

– Es importante identificar en la etiqueta de los productos alimenticios envasados la fecha de vencimiento y los registros emitidos por el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN).

ATENCIÓN CON LAS CAMINATAS

– Evite caminar entre las 10:00 y 17:00.

– Utilice calzados cómodos, no zapatillas.

– Vista prendas claras y livianas.

– Aplíquese repelente de mosquitos en las primeras horas de la mañana y también por la tarde, entre tres y cuatro veces al día.

– Al momento de caminar, elija la acera izquierda.

– Respete el paso de las ambulancias.

– Evitar ingresar a yuyales, pues puede sufrir picaduras de serpientes y otros animales venenosos.

– Utilice protectores solares acordes con la piel y el horario.

– Para evitar percances en las rutas, evite el uso de auriculares mientras camina.

– Utilice vendas adhesivas en zonas del pie que están en mayor fuerte contacto con el calzado.

ESTADO DE SALUD

– Pídale a su médico que le realice un chequeo médico antes de ir a peregrinar.

– No exponga a niños pequeños o a adultos mayores a caminatas prolongadas.

– Evite el estrés del peregrinaje a embarazadas, sobre todo a las que están en el último trimestre de gestación.

– Durante todo el trayecto lleve en su bolsillo un carnet con información del grupo sanguíneo, la medicación actual que está consumiendo, alergias que padece, si es diabéticos, si utiliza anticoagulantes, drogas de uso cardiológico, etc.

COMENTARIOS