Abrahán Fehr no murió por heridas ni tortura, según forense

195
La familia del colono brindó detalles importantes para la identificación de los restos. Foto: Walter Franco

El director de medicina forense de la Fiscalía, Pablo Lemir, informó que se pudo constatar con los análisis que Abrahán Fehr no murió a causa de heridas de bala, arma blanca, o tortura. Agregó que la causa del fallecimiento ya no podrá ser determinada.

Lemir dijo que es imposible determinar si la muerte de Fehr obedece a alguna patología debido a que los órganos internos ya desaparecieron.

“No podemos determinar en un 100 por ciento de qué murió, pero podemos determinar que no falleció por disparo, arma blanca, tortura o atadura”, aseguró el forense.

Agregó que la posible causa de su deceso ya no se podrá determinar por el estado en que se encontraban los restos óseos.

“Estamos hablando de un mínimo de un año de enterrado y máximo dos años. Murió en una época de frío”, dijo el médico forense.

 

Pablo Lemir señaló que desde el punto de vista científico se puede hablar de que el cuerpo, en un 80 a 90 por ciento, es de Abraham Fehr, quien fue secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el 8 de agosto de 2015.

Detalló que el ADN solo permite llegar a un 95 por ciento de certeza. Aclaró que el peso, estatura, pelo, dentadura, coinciden con las características del colono.

 

La fosa donde encontraron los restos de Abrahán Fehr fue hallada gracias a unos panfletos atribuidos al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que aparecieron en la estancia San Eduardo, ubicada en Tacuatí, San Pedro. El escrito detallaba la ubicación del lugar donde estaba el colono menonita.

COMENTARIOS