Restos de Abrahán Fehr llegaron a su vivienda

111
El féretro fue recibido por sus familiares, amigos y pobladores de la comunidad. | Foto: Carlos Aquino.

Los restos mortales de Abrahán Fehr llegaron cerca de las 16.20 hasta su vivienda, en la colonia Manitoba, distrito de Tacuatí, Departamento de San Pedro. En este lugar será velado por sus familiares, amigos y conocidos.

Mientras eran trasladados los restos óseos, una fría lluvia caía sobre la caravana de vehículos que acompañaba a la ambulancia que trasladaba el féretro. Desde el Cruce Santa Rosa del Aguaray, el cortejo fúnebre estuvo escoltado por ciudadanos llegaron para dar su apoyo con banderas y remeras blancas.

Una vez que el féretro llegó a la vivienda fue recibido por los familiares. Los cuatro hijos pequeños de Abrahán recibieron a su padre, a quien ni siquiera podrán dar un último beso de despedida, ya que los restos se encuentran dentro de un ataúd totalmente sellado.

En medio de lágrimas, dolor e impotencia, el cajón fue bajado por los familiares e ingresado hasta su vivienda, en donde permanecerá dos días.

La última despedida

Este sábado, el colono será despedido en un encuentro de toda la comunidad de Manitoba, con una comida para compartir entre todos. De esta manera es tradicional dar el último adiós a los seres queridos en esta colectividad.

El entierro se tiene previsto para este domingo en horas de la mañana, informó el periodista de Última Hora Carlos Aquino.

La fosa donde encontraron los restos de Fehr fue hallada este jueves mediante unos panfletos atribuidos al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que aparecieron en la estancia San Eduardo, ubicada en Tacuatí, San Pedro. El escrito detallaba la ubicación exacta del colono menonita.

Fiscalía confirmó lo que se sospechaba

Este viernes, el Ministerio Público confirmó que se trataría del colono. “Tras los análisis podemos decir que los restos coinciden con las características del secuestrado. Llegamos a la conclusión de que en un 90% se trata de Abrahán Fehr”, dijo el fiscal antisecuestro Joel Cazal.

Señaló que se hizo un reconocimiento de objetos y características por parte de los familiares: ropa, pelo, atuendos, el zapato y la dentadura.

El representante de la Fiscalía informó también que ya fueron tomadas las muestras de fluidos de los padres (saliva) para poder hacer la comparación de ADN. “Esto ayudaría a que se determine en un 95%, porque el 100% será imposible de determinar”, aclaró a los medios de prensa.

Una vez concluidas las diligencias, el cuerpo fue entregado a los familiares.

El plagio

Fehr fue secuestrado por el EPP el 8 de agosto de 2015 de su chacra en Tacuatí, a 10 kilómetros aproximadamente de donde se hallaba enterrado. Finalmente, tras 888 días desaparición, su historia tuvo el peor de los finales.

COMENTARIOS