La Iglesia cuestiona eficacia de la FTC

59
La CEP cuestionó el trabajo de la Fuerza de Tarea Conjunta. | Foto: Archivo ÚH

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) cuestionó la eficacia del trabajo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en el combate de grupos armados que acechan al Norte del país, luego del triste desenlace de uno de los secuestrados por el EPP.

La CEP se pronunció duramente hacia la FTC, tras constatarse el trágico desenlace de Abrahán Fehr, el colono menonita que fue secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el 8 de agosto de 2015, mientras realizaba labores en su chacra.

“No podemos sino cuestionar la eficacia de la Fuerza de Tarea Conjunta en el Norte del país. En este sentido, solicitamos a los responsables de la conducción nacional que se haga una evaluación seria de su trabajo con un análisis inteligente y un replanteamiento de sus estrategias para garantizar efectivamente la vida, los bienes y la seguridad de las personas”, expresa el comunicado de la CEP emitido este sábado.

Rechazan y condenan los secuestros y acciones criminales de los grupos armados que operan en la zona. Piden, además, la liberación de las personas que se encuentran privadas de su libertad.

“Hacemos un llamado a estos grupos delictivos, que siguen manteniendo cautivos a otros compatriotas, que los liberen y abandonen definitivamente el camino equivocado de la violencia y del terror. La vida humana es sagrada, y en ningún caso debe ser utilizada para manipulaciones políticas, transacciones lucrativas, especulaciones homicidas o trofeos ideológicos”, refiere otra parte de la misiva.

Las autoridades religiosas instaron al Estado y a los organismos pertinentes a colaborar para que el Norte quede libre de violencia y derramamiento de sangre y prospere la paz mediante el diálogo.

“Instamos a los tres poderes del Estado, a los organismos de seguridad del Estado, a las autoridades departamentales y distritales, a los actores económicos y políticos, a las organizaciones sociales y a todos los ciudadanos de bien a colaborar para crear condiciones de equidad social, de participación y de comunión, donde pueda prosperar la concordia, la justicia y la paz, libre de violencias y derramamiento de sangre”, indica el mensaje.

Por último, la CEP alentó a todas las comunidades eclesiales a que promuevan y acompañen las iniciativas que favorezcan a la obtención del bien común para la convivencia pacífica.

COMENTARIOS