Sin pedales ni volante: así de radical es el nuevo coche autónomo de GM y Cruise

23

Sin pedales ni volante: así de radical es el nuevo coche autónomo de GM y Cruise

Cruise y General Motors presentan un vehículo autónomo sin pedales ni volante. Está listo para entrar en producción y podría llegar a las calles en 2019.

El coche autónomo del futuro no tendrá ni pedales ni volantes. Esa es, al menos, la visión de General Motors y Cruise, quienes desvelaron durante el CES 2018 la cuarta evolución se su Chevy Bolt autónomo, conocido en el sector como “Cruise Autonomous Vehicle”.

No se trata de un concepto: este vehículo ya está listo para entrar en producción.Este nuevo vehículo no es un simple concepto futurista. Ambas compañías han iniciado todos los procesos pertinentes con los organismos reguladores para comenzar la venta y despliegue de una flota de vehículos en 2019. Si obtienen la pertinente aprobación, GM y Cruise aseguran que están listos para iniciar la producción del Cruise Autonomous Vehicle y llevar unas 2.600 unidades antes de que finalice 2019.

Como era de esperar, el vehículo utiliza unidades de potencia completamente eléctricas, tomando como base el popular Chevy Bolt de General Motors. También integra otra serie de sistemas inteligentes como cierre automático de puertas (cuando el pasajero abandona o entra en el habitáculo), sistemas de seguridad y protección más avanzados y una única pantalla en la consola central desde la que se controlan y supervisan todos los parámetros del vehículo.

Entre los fabricantes de automóviles y los organismos reguladores existe cierto debate sobre la persistencia de elementos básicos de conducción como los pedales y el volante. Algunos insisten en la permanencia de los mismos durante los primeros años de la era autónoma; otros creen que deben permanecer siempre para satisfacer el hobbyde la conducción; y un tercer grupo, en el que se incluye Cruise, parecen apostar por la eliminación radical de cualquier elemento de la vieja escuela.

Este debate se suma a los saltos en los niveles de conducción autónoma, que también está generando cierto debate entre los fabricantes de automóviles. Algunos planean pasar de los niveles 2 y 3 al nivel 5, saltando el nivel 4 por “razones de seguridad y eficiencia de desarrollo”. Sea como fuere, la era autónoma parece, tras este CES 2018, un paso más cerca de ser realidad.

 

COMENTARIOS