La educación es la única manera de prevenir embarazos en adolescentes, según experto

49

Según la Sociedad Paraguaya de Ginecología el acceso a la información y a métodos de anticoncepción son estrategias parta prevenir el embarazo en adolescentes a largo plazo.

El presidente de la Sociedad Paraguaya de Ginecología, Miguel Ruoti, manifestó la preocupación por la gran cantidad de niñas madres que se registran en el país.

Señaló que si bien en los últimos años se vio una reducción de niñas embarazadas, esta reducción no ha sido significativa por lo que aún sigue persistiendo esta problemática. Informó que por día, dos niñas menores de 16 años quedan embarazadas.

Destacó que una de las estrategias fundamentales es el acceso a la educación y a los métodos anticonceptivos. “Es una campaña minuciosa que pueda dar sus frutos a largo plazo”, agregó Ruoti sostuvo que la educación debe iniciarse desde el seno familiar, a los efectos de disminuir las altas tasas.

Explicó que el embarazo y la maternidad temprana pueden traer riesgos y complicaciones para la salud de la madre y el recién nacido, como también impactos negativos en el proyecto de vida de una adolescente.

Más datos

Agregó que de 99 madres que fallecieron, 10 son adolescentes. “Estas cifras representan un problema de salud pública muy grande, “como una carga social, tanto para la adolescente como su entorno familiar, la consejería en métodos de anticoncepción se vuelve una necesidad”, recalcó.

Ruoti indicó que la tasa de mortalidad de madres adolescentes no es alta en comparación con las muertes de madres adultas. Son muertes prevenibles y esto se logra con prevención del embarazo.

Estadísticas

Dos de cada diez nacimientos de mujeres paraguayas son de adolescentes de entre 15 a 19 años. A diario se registran dos partos en niñas de entre 10 y 14 años. Un promedio de 700 recién nacidos al año, hijos de niñas madres y en estos casos se presume que son producto de abuso sexual, porcentaje que sufrió un incremento exponencial en la última década, del 68%.

Agustín Acosta

COMENTARIOS