MOPC adjudicó a precio inflado obras para puestos de pesaje tercerizado

48

 

La cartera previó una inversión de G. 30.000 millones en la licitación para obras de mejoramiento de los puestos de pesajes (básculas). Sin embargo, terminó adjudicando por G. 42.837 millones (42,8% más).

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) no solamente concesionó la operación de los pesajes (básculas) al doble del costo previsto, sino que también adjudicó las obras de mejoras de los puestos a un precio muy superior respecto al monto de referencia de la licitación internacional.

Es que la cartera previó una inversión de G. 30.000 millones para las obras de reconstrucción de pistas, construcción de dársenas, montaje de pórticos, puesta a punto, provisión e instalación de antenas y actualización de software (ítem 2), pero terminó adjudicando por G. 42.837 millones estos trabajos (42,8% más).Los datos se desprenden de documentos de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), ente que prometió responder un cuestionario de este medio sobre el tema. Según expertos, al adjudicar el MOPC una obra a un monto muy superior a lo estimado, está violando la Ley 2051.

La firma beneficiada es el Consorcio WIM Paraguay, integrado por Tecnoedil SA (Paraguay) y Construcciones e Instalaciones Electromecánicas (Uruguay), que además de los G. 42.837 mencionados, percibirá otros G. 2.446 millones mensuales por el servicio de operación de los pesajes (ítem 1), durante 10 años. Este último monto representa el doble del precio que previó Obras Públicas.

PARA OPERACIÓN, CASI LLEGAN AL TOPE. Recordemos que la adjudicación en cuestión se trata de un contrato abierto, donde Obras Públicas previó que el monto mínimo de G. 168.617 millones para la operación (ítem 1), por los 10 años que dura el contrato, y estipuló un monto máximo sea de G. 362.566 millones.

Estos montos no incluyen las obras de mejoramiento mencionadas arriba, que corresponden al ítem 2.

Empero, solo para la operación de los puestos de pesajes, la oferta presentada por la firma ganadora fue de G. 336.438 millones, ya muy cercano al monto máximo.

Vale señalar que el monto máximo está calculado para ir incluyendo las estaciones nuevas, durante los 10 años que durará el contrato. Empero, el consorcio WIM solo con los puestos existentes ya percibirá un sideral monto, cercano al tope previsto por el MOPC, por lo que se sospecha que no se podrían incluir en el contrato las nuevas estaciones.

Lo concreto es que la cartera ya firmó contrato con el grupo ganador, que en estos momentos ya se encuentra instalando en los puestos.

El MOPC respondió a un cuestionario de ÚH sobre la tercerización del pesaje, a través del departamento de prensa. Se consultó cuánto gastaba la cartera para operar los puestos, a lo cual respondieron que invierten G. 2.407 millones mensuales, llamativamente un monto muy similar respecto a lo que adjudicaron al consorcio WIM.

Asimismo, llama la atención que el MOPC haya previsto en la mencionada licitación un monto muy inferior de lo que, supuestamente, gasta mensualmente para la operación de los pesajes.

QUIEREN SALVAR TERCERIZACIÓN DE PEAJES. Vale señalar además que la DNCP decidió abrir un recurso de reconsideración contra la resolución en la que el ente anuló la tercerización de los puestos de peajes, por serias irregularidades en la experiencia acreditada por el consorcio adjudicado.

Justamente, este recurso fue promovido por la empresa uruguaya Ramón C. Álvarez, empresa que acreditó una experiencia que no tenía para ganar la licitación, que fue confirmado a nivel de Cancillería. Por ahora, Obras Públicas debe reevaluar las ofertas.

Opinión
“Evidentemente es un negociado”
Más de cien funcionarios de pesajes están temerosos de perder sus puestos de trabajo, denunció Sebastián Aparicio Romero, quien se autoerigió en portavoz de sus compañeros. Romero presentó una denuncia en la Secretaría Anticorrupción sobre presuntas irregularidades en la tercerización de las básculas. “Exigimos que la empresa se aparte y que todos los compañeros sean confirmados en los puestos”, agregó. Cuestionó que el MOPC realice las obras de mejoras. “Cuál será el aporte de la empresa. Vendrá a cobrar. Evidentemente es un negociado”, sentenció. Agregó que el MOPC alega que son muy altos los costos de mantenimiento. “Pero esos gastos fueron generados por el mismo ministerio que en los últimos años llenó de funcionarios cada puesto, cuando solo se necesitan dos personas por turno”.

Contrato resguardará patrimonio vial, dice Ministerio
“En el marco de las políticas impulsadas por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) invierte en mejorar la efectividad de los controles en los puestos de pesaje, con miras al cuidado y conservación de la red vial”, expresó la cartera en un comunicado de prensa.
La cartera resaltó que el principal factor que acorta la vida útil de la red pavimentada nacional constituye el sobrepeso de los camiones que transitan en las rutas y que, por este motivo, la institución se encuentra iniciando una nueva etapa para el control del peso de las cargas, a fin de resguardar la vida útil de las rutas del país que constituye el patrimonio de todos los paraguayos.
Acotó que con respecto a los daños ocasionados por la sobrecarga, los pavimentos están diseñados o calculados para los pesos legales. Un aumento de un 20% en el peso por eje, por ejemplo, equivale a que un pavimento que debería durar 10 años dure solo la mitad del tiempo o menos.
Resaltó que a partir del 1 de abril la empresa WIM Paraguay es la encargada de operar los puestos de pesajes. Reiteró que el llamado realizado fue bajo la modalidad abierta, con montos mínimos y máximos, fue por la particularidad del servicio y la dificultad de estimar con precisión los valores finales de la contratación.
“Superar los límites de pesos y dimensiones permitidos constituyen una problemática que no solo repercute en lo económico, sino además en los distintos ámbitos del transporte y la logística, pero lo más importante, afecta la seguridad de los usuarios, es decir, ocasiona un daño directo a terceros con la destrucción prematura y forzada por dichas causas de la capa asfaltada, poniendo en peligro la vida de todo aquel que la utilice y además causando daños a los bienes móviles que la transitan”, señaló.

COMENTARIOS