Intermedia: General Caballero no se presenta tras incidentes

58

 

Unos incidentes antes del partido de Resistencia-General Caballero forzaron a los visitantes a tomar la decisión de no presentarse. Posteriormente, el árbitro dio por terminado el encuentro.

Por la quinta fecha del torneo Intermedia, Resistencia debía recibir a General Caballero en el Tomás Beggan Correa del barrio Ricardo Brugada a las 15:30. Sin embargo, algunos incidentes registrados antes antes del inicio del encuentro impidieron que tal encuentro se juegue.

Según la denuncia del entrenador visitante Juan Sosa en contacto con el programa Estadio Lleno de ABC Cardinal, desde que llegaron “este señor (Roberto Garcete, presidente de Resistencia) comenzó a increpar” porque llegaron “entre 30”.

El DT sostuvo que el titular local hizo explosionar un petardo que afectó a tres de sus jugadores. “La vida vale más que tres puntos”, aseveró dando a entender que no iban a presentarse, tal y como ocurrió minutos después.

Por su parte, el presidente del elenco de Zeballos Cué, Juan José Bogado señaló que al ingresar le “tiraron una bomba, desde el vestuario local. El presidente de Resistencia no dijo nada, no le corrigió a nadie. Él vio perfectamente lo que me hicieron”.

Al ser consultado si pudo identificar al que se encargó de hacer estallar el petardo, respondió: ”No vi, pero puedo decir que el arquero tiene el ojo hinchado y dos jugadores están con problemas de oído”.

El titular dueño de casa, Roberto Garcete, manifestó que sí se fue al vestuario visitante pero para “hablar con Juan Sosa sobre un insulto que le dio a la gente de mi equipo”. Descartó haber lanzado pirotecnia a la delegación rival: “No es real, es fantasioso. No quieren jugar”.

El vicepresidente de Resistencia, hijo de Garcete, y que lleva el mismo nombre, añadió que “cualquier equipo que viene quiere ensuciar nuestro club porque somos de la Chacarita (…) Me parece que la mentira del presidente de General Caballero no les vino bien. Jamás explotamos bombas por nadie”.

“General Caballero quería meter a más gente que no tenía nada que ver. Nosotros pedimos que los demás abonen su entrada (…) Vino con la intención de suspender el partido pero no les salió la jugada”, sentenció. El árbitro Marco Franco pisó el terreno de juego, solo encontró a los futbolistas de Resistencia, sonó su silbato y el partido se terminó sin jugar.

COMENTARIOS