MUNDO | Cuba adelanta sesión para nombramiento de nuevo presidente

8

Por Reuters/EFE

Cuba adelantó el inicio de la sesión del Parlamento en la que los diputados darán su apoyo al candidato del dictador Raúl Castro que lo sucederá en el poder. El elegido del régimen es el ingeniero Miguel Díaz Canel (57), el actual vicepresidente.

Los nuevos miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular, elegidos en marzo, tenían previsto originalmente celebrar la sesión constitutiva el jueves 19, pero ahora lo harán el miércoles por la mañana.

Castro, de 86 años, ha dicho que renunciará como presidente en la próxima sesión de la Asamblea, luego de completar dos mandatos sucesivos de cinco años cada uno.

El candidato más visible para sucederlo es el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años.

Díaz-Canel sería el primer presidente desde la revolución cubana de 1959 que nació después de la llegada al poder de Fidel Castro.

El Gobierno busca reemplazar a muchos octogenarios de la vieja guardia revolucionaria.

Raúl Castro, quien asumió formalmente la presidencia hace 10 años de manos de su hermano Fidel, pero seguirá siendo el jefe del Partido Comunista, el verdadero centro de poder político de la isla.

Desafíos

El futuro presidente de Cuba hereda un país muy diferente al que hace 10 años recibió Raúl Castro de su hermano Fidel, pero con el denominador común de los problemas económicos, el mal endémico de un país empeñado en cambiar lo justo para perpetuar su sistema socialista.

Acelerar la aplicación de las “reformas raulistas”, la controlada apertura económica que ha sido prioridad del mandatario saliente, es el primer reto al que deberá hacer frente la nueva cúpula de la isla, dentro de un proceso sobre el que la dirigencia cubana ha recalcado un claro mensaje de continuismo.

Y es que en Cuba no se está planteando una transición política, sino simplemente un relevo generacional en la cúpula de la Revolución.

Los acuciantes problemas económicos de Cuba se prevén claves en la diplomacia del nuevo Gobierno, con prioridad en la búsqueda de alianzas financieras frente a las afinidades ideológicas que han definido los pactos internacionales de la isla durante décadas.

COMENTARIOS