Marito debe definir ahora las nuevas cúpulas de las fuerzas de seguridad

325

 

El presidente de la República electo, Mario Abdo Benítez, quien ya anunció a Juan Ernesto Villamayor Tommasi como su ministro del Interior, ahora también deberá conformar las nuevas cúpulas de las principales fuerzas de seguridad, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. En esta última institución se manejan al menos seis candidatos para comandante.

El abogado colorado Villamayor fue uno de los primeros miembros confirmados del próximo gabinete presidencial de Marito.

Va a remplazar en el Ministerio del Interior al cartista Ariel Martínez, quien por su lado seguramente va a volver a la Fiscalía. Martínez fue uno de los cuatro titulares de dicha cartera que ejercieron durante el gobierno de Horacio Cartes, luego de Francisco De Vargas, Tadeo Rojas y Lorenzo Lezcano.

Para acompañar la gestión política de Juan Ernesto Villamayor, el próximo presidente de la República ahora también debe conformar la nueva cúpula policial, que actualmente es encabezada por el comisario general comandante Luis Carlos Rojas Ortiz. Este fue el tercer comandante de la Policía en la era Cartes, después de Francisco Pastor Alvarenga Núñez (destituido e imputado por desvío de fondos para combustibles) y Críspulo Sotelo Cáceres (cambiado luego del asesinato de Rodrigo Quintana en la sede del PLRA).

Aunque Marito tiene la potestad de mantener como comandante a Luis Rojas, algunas fuentes cercanas al presidente electo aseguran que habría una renovación en el comando institucional, cuya imagen quedó muy deteriorada justamente tras la grave crisis política provocada por Horacio Cartes cuando, a través de legisladores leales, intentó violar la Constitución e introducir la figura de la reelección.

La ley orgánica policial 5757 dice que el comandante de la Policía puede permanecer en el cargo hasta por cinco años. Luis Rojas lleva más de un año, por lo que si sigue con Marito necesariamente tiene que ser cambiado antes de que acabe el próximo periodo presidencial. Rojas es el único oficial de la promoción 1986. Era el subcomandante de su camarada Críspulo Sotelo cuando estalló la crisis conocida ahora como #31M.

Dos remesas en la puja

Si Luis Rojas deja el cargo de comandante de la Policía, se perfilan como candidatos oficiales de las dos siguientes remesas.

Algunos nombres que se manejan son los de los comisarios generales directores Bartolomé Gustavo Báez López (actual subcomandante) y Luis Pablo Cantero Vázquez (director general de Prevención y Seguridad). Ambos son de la remesa 1987.

Gustavo Bartolomé Báez.

El primero es un referente en el tema antidrogas, y que logró en su época las mayores incautaciones de cocaína y marihuana, y el otro consiguió resultados aceptables en el ámbito del orden público, especialmente contra motochorros.

Los demás posibles promocionados, de la remesa 1988, son los comisarios generales inspectores Gregorio Walter Vázquez Alderete (director de Policía de San Pedro), Abel Estanislao Cañete Meza (director de Investigación de Hechos Punibles), Willian Rubén Giménez Barboza (director de Policía de Caaguazú) y Óscar Rafael Pereira Aguilar (director del Centro de Seguridad y Emergencia).

Según las fuentes consultadas, Walter Vázquez es el que tendría mayores chances, ya que, además de ser actualmente el número uno de su promoción, no tiene ningún tipo de antecedente o cuestionamiento durante su carrera. Por ejemplo, cuando fue jefe de Investigaciones, capturó al asaltante más buscado de los últimos tiempos, Amado Ramón Benítez. En el área operativa, desempeñó una gestión aceptable como titular de la comisaría 3ª del microcentro capitalino y después como director de Policía de Asunción.

Abel Cañete, por su lado, desarrolló gran parte de su carrera en Delitos Económicos, unidad de la cual llegó a ser jefe. Actualmente dirige todas las dependencias investigativas especializadas del país.

Willian Giménez tiene el respaldo de haber trabajado durante varios años para el gobierno de Estados Unidos, a través de los organismos antidrogas gerenciados por la Embajada en Paraguay.

Óscar Pereira, a su vez, es un oficial especialista en inteligencia, con decenas de cursos en el extranjero. Fue jefe del Sistema Bravo.

 

COMENTARIOS