Hallan restos óseos que serían del abogado desaparecido

195
Los bomberos voluntarios realizaron un arduo trabajo de excavación en el lugar. | Foto: Gentileza.

Luego de un largo trabajo de excavación, los bomberos voluntarios encontraron restos óseos enterrados en una fosa, en la ciudad de Yaguarón. Se presume que sería el abogado Lucilo Nicolás Cardozo, que estaba desaparecido.

En la fosa de aproximadamente 1,80 metros de profundidad se encontró el cráneo y parte de la dentadura, que estaban totalmente calcinados. En el lugar estaban enterradas además una gran roca, alambres, pedazos de madera, escombros, telas quemadas, restos de hierro y de proyectil de arma larga.

El sitio se encuentra en el kilómetro 53, a 2.000 metros aproximadamente de la ruta 1 Mariscal Francisco Solano López, en el interior de una propiedad. Los vecinos manifestaron que en la zona siempre se suelen escuchar disparos de arma de fuego, informó NoticiasPy.

Se encuentran en el lugar agentes de Criminalística levantando todas las evidencias que fueron encontradas. Se aguarda la presencia de un antropólogo para proceder a extraer los restos óseos.

Las autoridades lograron ubicar el sitio en donde estaba el cuerpo luego de ser detenido Agustín Martínez, alias “Soldado Israelí”, quien los guió a la fosa.

La desaparición de Cardozo fue denunciada por su esposa, Lourdes Aveiro, el pasado martes. La mujer manifestó a la Policía que Martínez recurrió a los servicios del abogado.

 

Agustín Martínez fue detenido este miércoles por la Policía Nacional por ser sospechoso de estar involucrado en el caso.

La mujer contó que perdió contacto con su marido cuando este viajaba con rumbo a Encarnación, Departamento de Itapúa, en compañía de Martínez. El rodado del desparecido fue encontrado en la vivienda del ahora detenido.

 

El presunto implicado en el hecho manifestó a la Policía que, supuestamente, recibió USD 10.000 por parte de un narcotraficante de la zona de Salto del Guairá, Departamento de Canindeyú, de nombre Santiago Godoy, para deshacerse del cuerpo.

Sin embargo, alegó que fue otra persona la que cometió el homicidio y que él fue el encargado de ocultar el cadáver.

Antecedentes

Agustín Martínez fue acusado por el crimen del político carapegüeño Ricardo Cabello y de dos de sus empleados, Hilario Marecos y Alberto Medina, y posterior incineración de los cuerpos en un horno de carbón.

El triple homicidio se había perpetrado en mayo del 2009, en la compañía Isla Alta, de Ybycuí, Departamento de Paraguarí. El hombre recuperó su libertad en el 2015 tras recurrir a un habeas corpus reparador.

Fuente: Ultima Hora

 

COMENTARIOS