Donar sangre es compartir vida

78

Una persona puede ayudar a otras cuatro en una sola donación.
Donantes generosos hicieron posible una hermosa recordación del Día mundial del Donante de Sangre en el INCAN.

Darse, donar, compartir. Estas han sido las tres palabras centrales de la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, el jueves 14 de junio. El Instituto Nacional del Cáncer (INCAN) se hizo parte de esta fiesta con una jornada de donación conmemorativa en su Unidad de Medicina Transfusional (UMT), mejor conocida como Banco de Sangre.

La llegada de donantes no cesó esa mañana en el INCAN, a pesar del frio. Y cada acto de generosidad fue celebrado con un desayuno saludable ofrecido por el equipo de profesionales del Banco de Sangre INCAN. “El lema del Día Mundial del Donante de Sangre, instituido por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud es: <Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida>. Es un lema que a nosotros que hacemos esta Unidad de Medicina Transfusional del INCAN nos llena mucho. Porque es lo que hacemos todos los días con nuestros donantes. Compartir vida, esa vida por la que muchos de los pacientes de nuestro hospital están luchando. Para compartir, para ser donante, la ciudanía solo necesita dar unas horas de su tiempo y perder el miedo a la donación”, señaló la hematóloga Milenne Centurión, médica-jefe del Banco de Sangre del INCAN.

¿Qué condiciones debe reunir una persona para ser donante?

Para donar sangre, la persona tiene que ser mayor de edad –de 18 a 65 años-, estar en buen estado de salud –no tener en el momento gripe, diarrea, fiebre, vómito u otros problemas; una persona hipertensa puede donar siempre y cuando su presión arterial esté dentro de los límites normales, lo mismo ocurre con una persona diabética, puede donar siempre que tome el medicamento que le permita mantener la glicemia en los niveles adecuados. También pueden donar las personas con tatuaje o piercing un año después de haberse realizado ambos procedimientos. Por supuesto, solicitamos que la persona tenga una conducta adecuada en relación a las enfermedades de transmisión sexual. También solicitamos que la persona tenga un cierto límite de peso (no menor a 55 kg.). Lo principal son las ganas de donar de esa persona; que no sea obligada, sino que tenga el deseo de ayudar.

¿A qué centros puede acudir quien desee donar?

Hay varios centros donde se puede acudir a donar. Están los centros productores, que son el CENSSA, el Hospital Nacional y los centros más pequeños como nuestra Unidad de Medicina Transfusional del INCAN.

El Banco de Sangre del INCAN recibe a los donantes de 07:00 a 12:00. Y, en los demás, se trabaja de 7 a 5 de mañana. El horario de atención en el INCAN está limitado porque, al ser un centro de donación más pequeño, tenemos la necesidad de trabajar a la tarde de modo a tener las unidades listas y estudiadas para poder transfundirlas.

¿Cómo se debe preparar el donante para el día de donación?

Normalmente solicitamos que los donantes vengan desayunados, con un desayuno ligero, que no coman grasas o frituras antes de donar. Entregamos un número. Los llamamos por orden de llegada. Esperan un tiempo y luego tomamos la donación. El tiempo que pasa entre que llegan y concluyan la donación depende de la cantidad de donantes que haya.

¿Cuánto tiempo debe disponer un donante para el acto de donación?

Generalmente, los primeros que llegan salen en un tiempo aproximado de media hora. Si el donante llega tener un pequeño mareo, lo dejamos en reposo hasta que esté completamente recuperado. A veces, eso hace que se retrasen los demás donantes. Tratamos que cada donante no espere más de una hora, una hora y media.

¿Cuánta cantidad de sangre se extrae de una persona?

A un paciente, normalmente no se le saca más de 400 a 460 cc, que es el límite de la bolsa. La duración de la extracción depende de la vena del donante. Si es una vena gruesa de gran calibre, dona a mucho mayor velocidad, de cinco a siete minutos. En una vena menor dura hasta 12 minutos, considerado un tiempo límite de donación.

¿El INCAN forma un parte de red de medicina transfusional de todo el país?

La Unidad de Medicina Transfusional del INCAN forma parte de una red del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social que incluye al Hospital Nacional y al Centro Nacional de Servicios de Sangre (CENSSA). En el caso de que un paciente del INCAN requiera un producto con el que no contemos –normalmente contamos con todos los productos, pero tenemos mucho requerimiento, muchas transfusiones- solicitamos a los demás centros. Esta red es un soporte para que no falte en ninguno de los servicios. Toda la red se articula para dar una respuesta acorde.

Desde que recibe un diagnóstico de cáncer, ¿en qué instancias una persona podría necesitar de una transfusión de sangre?

Toda persona que será sometida a una cirugía oncológica grande, de envergadura, normalmente necesitará el apoyo transfusional, es difícil decir una cantidad porque dependiendo del caso serían más o menos glóbulos rojos o unidades de plasma. En el caso de procedimientos como quimioterapia o radioterapia, también nuestros pacientes generalmente están necesitando en alguna etapa (en esos casos casi siempre utilizan glóbulos rojos y plaquetas). Otras grandes necesidades a nivel de salud pública son los accidentes de tránsito y la atención materno-infantil, especialmente durante el parto. Y como hemos mencionado, el INCAN contribuye a una red nacional.

¿Qué productos se obtienen de la sangre donada? 

De una simple donación de sangre, de una sola persona, se pueden obtener hasta cuatro productos o hemo-componentes. Los hemo-componentes que se extraen de una bolsa son los glóbulos rojos concentrados, el plasma fresco congelado, las plaquetas –o concentrado plaquetario- y crioprecipitados. Una persona puede estar ayudando a cuatro personas en una sola donación.

Fuente: MSPyBS

COMENTARIOS