Las tierras de Guahory continúan en disputa

77

Mientras esta semana el presidente del Indert, Justo Cárdenas, decía que llevó una solución a la conflictiva colonia de Guahory, en el sitio parece que una salida definitiva a las disputas por tierras aún está lejos de encontrarse. El lugar sigue con invasores, y ayer se postergó un operativo fiscal y policial.

Para ayer, jueves, se tenía prevista una constitución policial y fiscal correspondiente a la primera fase de una nueva denuncia de invasión en la zona conflictiva de Guahory, de este distrito. La dirección departamental de la Policía Nacional preparó más de 250 uniformados para realizar el operativo, que al final quedó suspendido por inclemencias del tiempo.

Pese a esta realidad, en el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), el presidente Cárdenas afirmó el miércoles último que el ente llevó solución histórica a esta problemática colonia y que lo que suceda a partir de ahora ya es un “conflicto privado”. Aquella “solución” consistió en la reubicación de una parte de los anteriores ocupantes (unas 60 familias) en una zona cercana de Yhú.

Mientras, hoy se tiene una causa sobre las tierras en disputa que es llevada por fiscales de la ciudad de Caaguazú: Alfredo Mieres y los coadyuvantes Gustavo Chamorro y Rosa Arzamendia. Ellos salieron ayer a tempranas horas de Caaguazú para dirigirse a Guahory, pero en la zona del distrito Raúl A. Oviedo tuvieron que retornar por las fuertes lluvias registradas en la zona.

ABC llamó insistentemente al fiscal Mieres a su número celular (terminación 726) con el fin de tener mayores datos sobre el tema; sin embargo, no nos atendió la llamada. No obstante, el subdirector departamental, Crio. Celso Ortega, explicó que los caminos internos de Guahory quedaron intransitables y fue imposible llegar hasta la zona del conflicto.

Dijo que en vista de la fuerte tensión que se vive en la zona, por seguridad se preparó a más de 250 uniformados para el operativo, aunque los trabajos iban a consistir únicamente en ir hasta la zona, constatar la denuncia de invasión, labrar acta y retirarse.

La representante de los autodenominados sintierras, Élida Giménez, dijo que ellos no permitirán a los fiscales entrar a los predios en disputa. Reconoció la ocupación de más de 1.000 hectáreas y advirtió que no piensan abandonar el lugar. Afirmó que los documentos de los colonos descendientes de brasileños son “fraguados”.

COMENTARIOS