Asalto a blindado: botín de G. 1.000 millones

120

El botín llevado por un grupo de asaltantes esta mañana sería de aproximadamente G. 1.000 millones, tal como en un robo anterior. Policías argentinos y brasileños ya están alertas tras la fuga de los malvivientes.

Según versiones, sería G. 1.000 millones el monto que robaron esta mañana en el asalto tipo comando a un transportador de caudales de la empresa Guardián SA, en que participaron entre 15 y 20 delincuentes, según el informe actualizado. Fue a la altura del km 47 de la Supercarretera Itaipú, lugar denominado Santa Mónica.

Un informe actualizado señala que quedaron aprehendidos los seis guardias que transportaban el dinero de la empresa, debido a que uno de ellos fue sorprendido en flagrancia cuando procedía a arrojar al pavimento cartuchos sin percutir, calibre 9 milímetros y de grueso calibre. Fueron aprehendidos y trasladados hasta la comisaría jurisdiccional por disposición fiscal.

El comisario Augusto Lima, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional en Alto Paraná, señaló que se está priorizando la búsqueda de los malvivientes en zonas aledañas. Dijo que autoridades policiales paraguayas ya alertaron sobre la fuga de los delincuentes al mecanismo de comando tripartito (Policía de Brasil y Argentina en frontera).

Señaló además que en caminos vecinales cerca de Caaguazú fue hallada una de las camionetas utilizadas. Se trata de una Toyota Hilux y formaría parte de uno de los cuatro vehículos con chapa brasileña utilizados por los marginales. Según dijo, el otro vehículo que hasta ahora tienen es el que se encontró incendiándose detrás de camión de caudales, cuya marca es Citroen y tiene chapa de San Pablo, Brasil. “No se sabe si fue utilizado o en qué circunstancias quedó incendiado”, señaló Lima en diálogo con ABC Cardinal.

Según el reporte oficial de la Policía, el hecho ocurrió a las 8:20, cuando el camión transportador de caudales circulaba por la supercarretera e iba escoltado por una camioneta marca Mahindra. Señala que, al percatarse del atraco, los ocupantes de la camioneta se encostaron y no opusieron resistencia, aunque uno de los guardias fue encontrado tirado en el suelo con varios golpes. No se reportó sobre otras víctimas.

Lima confirmó que, efectivamente, la salida no fue comunicada al Sistema 911 de la Policía Nacional, antes de partir desde Ciudad del Este hacia su destino, que era San Alberto. Según información obtenida por la corresponsal de la zona, Tereza Fretes, lo que se maneja es que el encargado de avisar sobre la salida olvidó hacerlo.

COMENTARIOS