Fiscalía interviene la Cárcel Regional de Coronel Oviedo

100

Pobladores de la zona de Zaro Caró, denunciaron ante la instancia del Ministerio Público la gran cantidad de cloacas arrojadas en un arroyo desde la Penitenciaría Regional, expidiendo olores insoportables para los pobladores.

La fiscal Marta Leiva se trasladó hasta el sitio acompañada  de funcionarios técnicos del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN) y del Ministerio de Justicia y Trabajo.

Según los denunciantes, data de hace tiempo, pero actualmente el agua sale negra y se torna insostenible. En épocas de intenso calor empeora.

Las muestras levantadas en el lugar serán sometidas  a análisis primarios a los efectos de cuantificar el nivel de daño que pueda ocasionar al ambiente, explicó Leiva.

De acuerdo con la denuncia, las aguas negras (cloaca) vertidas desde el local carcelario circulan  agua abajo, es decir en una pendiente de arriba para abajo a través de un cauce natural lo que esto a su vez confluye con otro manantial, que va desembocar en el cauce del río Tebicuary. De comprobarse esta situación sería muy grave, explicaron los intervinientes.

COMENTARIOS