Olimpia gana por la mínima y es escolta

68

 

Olimpia derrotó a Luqueño por 1-0 en el Antonio Aranda y se convirtió en escolta del líder Cerro Porteño en el Clausura 2018. El partido comenzó favorable al auriazul pero el gol de Mendieta cambió el trámite del compromiso. Ambos arqueros fueron claves.

El Decano, luego de haber perdido ante Santaní la fecha pasada, llegó a Ciudad del Este para esta jornada cuatro con la misión de ganar para no alejarse de los puestos de arriba. Por su parte los de la Ciudad de la Música perdieron la punta por el triunfo del Ciclón y necesitaban tumbar al campeón para volver a la cima.

El compromiso arrancó interesante con un Luqueño agresivo y vertical, complicando a la defensa franjeada y creando situaciones de peligro. A los 7’ un balón largo de Walter Ortiz habilitó a Armoa dentro del área, el mediocampista desperdició la oportunidad al definir con un tiro débil. Tras otro centro de Ortiz, Lima empujó el balón e intervino Aguilar para evitar la caída de su arco. A continuación el local, con un tiro libre de Ortiz, rozó la apertura del marcador cuando su disparo se desvió en un rival y terminó afuera.

No la pasaba bien Olimpia ni podía salir del asedio Luqueño cuando en un córner a su favor, el uruguayo Lima empujó en el aire a Darío Verón por lo que el juez Enrique Cáceres sancionó penal. Mendieta disparó al palo izquierdo de Medina y puso arriba a la visita.

Luqueño sintió el gol y no volvió a tener la dinámica del principio, el encuentro se volvió cortado y Cáceres repartió amarillas para ambos lados. A pesar de bajar el ritmo, los dirigidos por Gustavo Florentín estuvieron cerca del empate mediante la pelota parada. Primero con un disparo de Ortiz que atajó Aguilar y luego con una peinada de Fabio Escobar que no tuvo el fondo del arco como destino. Así se terminó el primer tiempo.

En el complemento el partido se desarrolló con las siguientes propuestas ofensivas: Olimpia tocando el balón pero errando en la definición y Luqueño inquietando de contra o con la pelota parada. A los 64’ Medina protagonizó la tapada de la tarde al detener un zurdazo de Santa Cruz que hubiese sido el 2-0.

Daniel Garnero dio entrada a Mauricio Cuero y el franjeado metió presión a los luqueños, solo las atajadas de Medina mantuvieron la mínima diferencia. El Sportivo no se rindió y por intermedio de Santana pudo igualar, el remate del mediocampista fue detenido sobre la línea por Aguilar. Tapadas claves de ambos goleros.

El auriazul se desordenó en defensa y Olimpia tuvo un par de chances más con Cuero y Camacho pero no logró conseguir el gol de la tranquilidad. Pese a ello se llevó los tres puntos. El sufrido triunfo le vale para recuperarse de la derrota ante Santaní y frena a un Luqueño que venía motivado y falló en su intento de retornar a la punta de la tabla.

COMENTARIOS