Dolores excesivos de cabeza

50

La cefalea es uno de los motivos de consulta profesional más frecuente, los pacientes hacen referencia al dolor de cabeza pero ello no es un diagnóstico, sino un síntoma.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de cada dos adultos presentó algún tipo de cefalea en lo que va del año. En todo el mundo, sólo una minoría de las personas que las sufren reciben un diagnóstico apropiado ya que para el abordaje de la patología existen diferentes barreras que impiden un correcto diagnóstico y tratamiento; entre ellas la dificultad en el acceso a la consulta especializada, la educación en salud y la expectativa del paciente. La Sociedad Neurológica Argentina estima que en el país siete de cada diez consultas a un profesional de su especialidad son por cefaleas.

Asimismo la OMS determinó que la cefalea tipo tensional y la migraña ocupan respectivamente el segundo y tercer lugar en prevalencia mundial de enfermedades, solo superadas por la caries dental.

El buen manejo de las crisis, la prevención y evitar el sobreuso de analgésicos, así como el tratamiento de las comorbilidades y el seguimiento efectivo, son aspectos fundamentales a considerar para lograr un mejor manejo del dolor de cabeza.

– ¿Por qué causas suele doler la cabeza?

– Cuando comienzan los dolores de cabeza, es importante detectar cuáles son los factores que desencadenan los ataques para evitarlos en la medida de lo posible. Estos varían según las personas, pero algunas causas pueden ser: olores fuertes, algunos alimentos, exceso de cafeína, alcohol, factores emocionales, situaciones de estrés, falta de sueño y/o luz intensa.

– ¿Qué es la migraña? ¿Cuál es la diferencia con el dolor de cabeza?

– La cefalea es uno de los motivos de consulta más frecuentes, hace referencia al dolor de cabeza pero no es un diagnóstico, sino un síntoma.

La migraña es un tipo de cefalea, pero no es sólo un dolor de cabeza: es una enfermedad neurológica compleja que afecta aproximadamente al 10% de la población mundial y que repercute en la vida personal, profesional y social de quienes la padecen. Suele comenzar con síntomas leves e ir aumentando hasta ser una cefalea de gran intensidad que lleva a que la persona tenga que interrumpir sus actividades hasta que ceda el dolor; y puede tener una duración desde una hasta 72 horas. La migraña puede asociarse a náuseas, vómitos, adormecimiento de algunas partes del cuerpo, dificultad en el habla, sensibilidad exagerada a la luz, a los olores y al sonido.

– Para evitar cronificar la migraña o tener cefalea por abuso de medicación analgésica es muy importante consultar al médico:

En casos de cefaleas recientes.

Si hay un dolor nuevo sumado al anterior.

La cefalea previa cambia de frecuencia o intensidad.

Si siente el peor dolor de su vida.

Si a la cefalea se le agregan uno o más síntomas (problemas en la visión, la fuerza muscular, la sensibilidad, dificultad para hablar, vértigo, etc.) por más que desaparezcan en pocos minutos.

Fuente: Infobae

COMENTARIOS