MUNDO | Opositores y pro reelección de Evo miden fuerzas en las calles

86

 

Por AFP

Oficialistas y opositores salieron hoy a las calles de Bolivia para conmemorar la recuperación de la democracia en 1982, en un ambiente preelectoral. Detractores y las plataformas ciudadanas exigen a Evo Morales que no se perpetúe en el poder.

LA PAZ. Cada 10 de octubre, los bolivianos conmemoran la entrega del poder por los militares a un gobierno civil, pero este año la fecha fue aprovechada por los seguidores del presidente Evo Morales y sus detractores para hacer campaña y criticarse mutuamente.

En Asunción, Paraguay, la plataforma ciudadana “Kuña Mbarete” integrada por bolivianas residentes en Asunción se sumaron a las protestas contra la reelección de Morales con banderazos en la plaza de la Democracia de la capital asuncena.

Gina Olhagaray exigió “respeto al referendo popular que dijo No a Evo” para buscar por cuarta vez su postulación al cargo.

Por su parte, Cinthia Rojas manifestó que el gobernante socialista conduce a Bolivia hacia la “venezolanización” y que con su ambición reeleccionista pretende robarle la democracia al país.

Los principales partidos realizarán elecciones primarias para definir un candidato que se mida en octubre del próximo año con Morales, quien aspira a permanecer en el poder hasta 2025.

El pasado fin de semana el expresidente y opositor Carlos Mesa anunció su candidatura, una ficha de peso para enfrentar al izquierdista Morales, quien llegó al poder en 2006, lo que le convierte en el presidente con más tiempo en el cargo en Bolivia.

Mientras los oficialistas privilegiaron las marchas callejeras y los mítines en varias ciudades del país, los opositores se inclinaron por bloqueos en calles y avenidas, afectando al transporte público y privado.

En algunos barrios de La Paz se registraron esporádicos roces entre piqueteros opositores y choferes y transeúntes que buscaban rehabilitar el flujo vehicular.

Evo arremete

Entre tanto, el presidente Morales, decidido a postularse para un cuarto mandato (2020-2025), encabezó una marcha de varios miles de trabajadores y campesinos en La Paz que terminó en un mitin en la Plaza San Francisco, en el corazón de la ciudad, escenario de manifestaciones políticas históricas.

El gobernante disparó contra políticos opositores y contra Estados Unidos, a los que considera como los principales enemigos de las causas populares.

“Algunos (opositores) quieren volver (al poder), pero tengo confianza en la conciencia del pueblo boliviano, que sabe quiénes nos hicieron mucho daño; cuando un pueblo está unido nada es imposible”, dijo el mandatario.

Entre tanto, los colectivos ciudadanos de oposición utilizaron las redes sociales para organizarse y cortar calles y avenidas y realizar mitines.

Todos piden que Morales acate el resultado del referendo de 2016 que rechazó su postulación para un cuarto mandato, y que el Tribunal Constitucional de alguna manera invalidó a finales de 2017 con el argumento de que aspirar a la reelección es un derecho humano.

Bolivia irá a las urnas en octubre de 2019 para elegir presidente. Los candidatos mejor situados son el propio Morales y el opositor Mesa, que según las encuestas están empatados técnicamente.

COMENTARIOS