El juego en la primera infancia determina el desarrollo del niño y su capacidad como adulto

90

Cuanta más estimulación reciba el cerebro desde la panza hasta los tres años de edad, crea reacciones positivas y el niño y la niña estarán cada vez más adaptados para planificar, pensar y tener todas las posibilidades de tener éxito en la vida. Unicef lanzó una campaña en la que incentiva al juego para marcar de manera diferente el desarrollo durante la infancia.

Existen tres elementos fundamentales e irremplazables en el desarrollo del niño y la niña: el juego o estimulación, una buena nutrición y el amor. “Aprender jugando” o “estimular desde la panza” no son meras frases, son prácticas valiosas en la primera infancia que marcan la vida de una persona, destaca Regina Castillo, representante de Unicef Paraguay.

“Lo que no hacemos en esta primera infancia, desde que el bebé está en la panza hasta los tres años de vida realmente ya no se puede replicar porque el cerebro humano crece a una velocidad inaudita entre 750 y 1000 interconexiones por segundo y esas interconexiones dependen muchísimo del estímulo que reciben”, explica Castillo.

La campaña #JuguetesParaTodaLaVida buscar incentivar a los padres, madres y cuidadores a que jueguen con los niños y niñas y dejar a un lado la cultura del poco juego y estimulación que guarda una profunda relación con que los adultos de ahora, fueron niños que jugaron poco con sus padres y eso se repite con los infantes de ahora.

Con la campaña se da promoción a ocho juegos que pueden realizarse en casa sin necesidad de comprar juguetes caros, simplemente utilizando lo que se tiene, el espacio y el tiempo. Destaca que los padres, madres y cuidadores son quienes más influyen en el desarrollo cerebral del niño al darle afecto, cariño, hablarle, cantarle, leerle cuentos y jugar con él.

En la página web http://www.juguetesparatodalavida.com UNICEF propone una línea de 8 juegos diseñados con elementos cotidianos que se pueden encontrar en todos las hogares de Paraguay y que son perfectos para la estimulación de los bebés. Cada uno está recomendado para una edad determinada. Estos son: Bada Bum, Koreko Guá, Chiki Chiki, ConstruCrea, Kili Kili, Libro Bebé, Las Figus y Móvil Bebé.

Cada juego viene acompañado de instrucciones y un video tutorial sobre cómo realizar la actividad con el bebé y las capacidades que estimula en él.

“Ya tenemos una evidencia contundente a través de la neurociencia y otras especialidades que nos indican que nada reemplaza al juego para el desarrollo del bebé y junto con una buena nutrición y el amor hacen que un niño se desarrolle bien porque lo que hacemos en esta primera infancia difícilmente lo podremos replicar”, insiste Castillo.

Cuanta más estimulación reciba el cerebro crea reacciones más positivas y tanto el niño como la niña estarán cada vez más adaptados para planificar, pensar y tener todas las posibilidades de tener éxito en la vida.

“Muchas veces creemos que si metemos al niño al primer grado estará bien o a un preescolar. No, ese trabajo se hace desde la panza, anterior a la escuela. Si hablamos de reforma educativa hablamos del inicio escolar sin embargo, esta reforma solo tendrá éxito cuando involucremos a los padres y la familia en la crianza de los hijos, una crianza positiva en la que se den estas tres cosas: el juego, el amor y la buena nutrición”, destaca la representante.

Según la Encuesta MICS realizada en Paraguay entre el MSP, DGEEC y Unicef para la campaña, determinó que se juega poco con los niños y esta situación se da más en hogares pobres y que la estimulación principalmente recae en las madres y poco en los padres. Señala que 6 de cada 10 hogares hacen estimulación , 4 no lo están haciendo y son niños de 3 a 5 años.

Únicamente 2 de cada 10 están recibiendo estimulación temprana en hogares pobres y que esta práctica la realiza principalmente la madre. “A veces creemos que tenemos que comprarles juguetes caros a nuestros hijos para estimularlos y la idea no es esa, el objetivo principal es jugar, crear actividades, con los niños y niñas y que todos podamos tener acceso a los juegos, independientemente si el niño tiene alguna discapacidad o si vive en una zona rural o urbana”, agrega.

Castillo señala que crear juegos no lleva mucho dinero y tiene muchos beneficios para la salud. “El juego es fundamental porque los niños aprenden jugando y si nos remontamos a nuestra infancia recordaremos quién jugó con nosotros quién fue el tío, la tía, primo, prima que jugó con nosotros, es elemental porque nos ayuda a conocer nuestro contexto, nuestro cuerpo y ayuda a socializar, investigar y desarrollar la imaginación y el sentido de lógica”.

Los juegos propuestos se los puede incluir fácilmente en la rutina diaria del niño: a la hora de su baño, al momento de hacerlo dormir, de cambiarle los pañales o de alimentarlo.

Las personas interesadas pueden enviar un mensaje al WhatsApp de UNICEF 0976938638 para acceder a los contenidos. Algunos de los materiales están disponibles en guaraní.

COMENTARIOS