MUNDO | Fujimori tiene problemas cardíacos y debe seguir en tratamiento

35

Por EFE

LIMA. El expresidente de Perú Alberto Fujimori, de 80 años, tiene problemas cardíacos, aunque no graves, y debe seguir bajo tratamiento médico en una clínica de Lima, informó hoy su abogado César Nakazaki, durante una audiencia por el caso Pativilca.

Nakazaki explicó a los periodistas, al final de la audiencia, que “ el tema de la salud del expresidente Alberto Fujimori ha sido zanjado hace unos días ” con un informe elaborado por el Instituto de Medicina Legal.

De acuerdo al letrado, Fujimori tiene problemas de circulación cardíaca e hipertensión arterial, motivo por el cual está internado en la Unidad de Cuidados Intermedios de la clínica Centenario desde el pasado 3 de octubre, cuando fue anulado el indulto que le otorgó el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en diciembre pasado y debería haber vuelto a prisión.

“La sala (judicial) ordenó que el Instituto de Medicina Legal envíe un equipo acompañado por el fiscal y han determinado lo siguiente: han confirmado el diagnóstico médico y la continuación del tratamiento que viene siguiendo ” , aseguró Nakazaki.

La audiencia realizada hoy en la Sala Penal Nacional buscó evaluar la acusación fiscal del Caso Pativilca, proceso en el que el expresidente Fujimori (1990-2000) está acusado como presunto autor mediato (con dominio del hecho) del asesinato de seis campesinos por el grupo militar encubierto Colina en 1992.

La presidenta de la sala, Miluska Cano López, anunció que los integrantes del jurado votarán e informarán su decisión sobre la acumulación de los expedientes vinculados al caso Pativilca y al caso Ventocilla, una familia desaparecida en Huanta en el mismo año y presuntamente en manos del grupo Colina.

Nakazaki dijo que la defensa estaba de acuerdo con la acumulación de casos, aunque pidió a la sala que se respete la ampliación de la extradición de Fujimori, que aceptó su procesamiento sólo por el caso Pativilca. El expresidente peruano fue condenado a 25 años de cárcel en 2009 por la matanza de 25 personas en Barrios Altos y La Cantuta, cometidos por el grupo Colina, y por el secuestro de un empresario y un periodista en 1992.

Sin embargo, Fujimori salió de la cárcel en la Navidad pasada gracias al indulto otorgado por Kuczynski, sólo tres días después de que un grupo disidente del fujimorismo lo salvó en el Congreso de un pedido de destitución por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

A pedido de los deudos de La Cantuta y Barrios Altos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos le pidió al Estado peruano revisar la legalidad del indulto, el cual fue finalmente anulado por irregularidades y significaría el retorno de Fujimori a prisión para terminar de cumplir unos 14 años de su sentencia.

COMENTARIOS