“El plan económico es una incógnita, aún no sabemos con claridad qué reformas van a ser impulsadas”

28

 

Para Amílcar Ferreira, los primeros 100 días de este Gobierno se pueden ver como aceptables. Destacó esfuerzos anticontrabando, pero pidió claridad en políticas fiscales y obras públicas.

Si bien los esfuerzos en la lucha contra el contrabando y el lavado de dinero fueron importantes, el programa económico del Gobierno de Mario Abdo Benítez sigue siendo una interrogante para la ciudadanía, según reflexionó en diálogo con ÚH el analista económico Amílcar Ferreira.

El experto sostuvo que falta una decisión más firme para llevar adelante una reforma impositiva y para frenar la desaceleración del consumo. En una escala del 1 al 10, su nota para estos primeros 100 días es 7.

–¿Cómo evalúa, en general, estos primeros 100 días de gobierno de Mario Abdo Benítez?
–Hubo un esfuerzo importante en el combate al contrabando y otras actividades ilícitas, lo que también tiene que ver con el lavado de dinero y con potenciar instituciones como Seprelad y Senabico.

Esto es importante, porque hay que recordar que la principal debilidad que señalan las calificadoras de riesgo al Paraguay es la debilidad institucional, valga la redundancia.

Esto es auspicioso y marca un rumbo en el sentido correcto, pero debemos seguir fortaleciendo la justicia, que creo yo que es un problema que nos impide alcanzar el grado de inversión.

–¿Qué le pareció la gestión económica?
–Normalmente cuando una administración asume presenta un paquete de leyes que va a necesitar para impulsar su plan de gobierno, entre ellas leyes que tienen que ver con lo económico, como el tema de la reforma tributaria.

Pero hasta el momento ese plan económico es una incógnita, aún no sabemos con claridad qué reformas van a ser impulsadas, y bueno, desde ahí, veremos. Veo que hay una discusión interesante ahora sobre una reforma impositiva, pero eso va a llevar todavía un tiempo.

–Justamente, sobre la reforma tributaria. En estos días estuvo circulando un proyecto elaborado por Hacienda, el que sería como una base para la discusión con el sector privado, ¿qué análisis hace al respecto?
–En general, sostengo que se debería buscar que todos los sectores paguen los mimos impuestos.

Al tener ya la presión tributaria más baja y las tasas impositivas nominales más bajas de la región, ya son estos un atractivo suficiente para invertir en Paraguay, por lo que ya no hace falta dar ventajas o beneficios adicionales, pero sí fortalecer el triple 10 (10% de IVA, 10% de Iracis y 10% de IRP), pero con tasas que sean realmente efectivas.

–En estos últimos meses se tuvo una desaceleración del consumo, lo que ya tuvo su impacto en la recaudación fiscal, en las fuentes de trabajo, ¿qué faltó para revertir esto?
–Desde abril, desde las elecciones, que se viene dando una desaceleración del consumo. El comentario general que se escucha es que aún se sigue esperando el plan económico de Marito, que aún no estamos viendo con claridad.

No quiero señalar esto como algo negativo, pero todavía no hay un plan económico para estas situaciones.

–¿Cuáles fueron las medidas necesarias, pero que no tomó el presidente en ese tiempo?
–Me hubiera gustado que el Gobierno presentara un paquete de leyes económicas, eso nos daría un panorama más claro. También me hubiera gustado ver las cifras, los principales números del presupuesto para el quinquenio, anunciando los objetivos principales para los próximos 5 años.

Lo que sí no cayó bien fue la serie de nombramientos de personas con no tan buenos antecedentes, como parte del pago de favores políticos, porque eso debilita la imagen, la gestión, y a raíz de eso también siempre sobrevuela la posibilidad de mala gestión o corrupción.

–Eso también podría afectar a la debilidad institucional de la que hablaba antes y que es una de las principales críticas que hacen al país.
–Y (hace una pausa, suspira)… evidentemente no contribuye al fortalecimiento institucional el nombramiento de personas por favores y que no tienen tan buenos antecedentes.

No quiero entrar en detalles, de nombres y apellidos, pero es algo que debería evaluar mejor el Gobierno.

–Subrayó al inicio que hubo esfuerzos importantes en la lucha contra el contrabando, ¿le parece que se avanza por buen camino?
–Creo que se mejoró. Vemos que la situación no está descontrolada o desbordada, como pudo haber ocurrido por la devaluación tan grande que hubo en Argentina.

Siempre hay contrabando, es muy difícil acabar en poco tiempo, pero creo que se ha hecho un buen trabajo en el control.

¿Cómo analiza la gestión en Obras Públicas? Al parecer el caso Metrobús como que no fue bien manejado por el Gobierno.
–El Gobierno heredó una situación bastante complicada, sobre todo, en el caso Metrobús. Se ha visto que se trató de manejar esto de la mejor manera posible para que avancen los trabajos. Y bueno, en este momento estamos en un periodo de espera, porque en diciembre termina el contrato.

Pero veo muy buenas intenciones y gestión del ministro (Arnoldo) Wiens. Pero también me gustaría que haya una mayor claridad.

–¿Sobre las obras?
–Claro, no solo para el programa del próximo año, sino que el Gobierno anuncie cuál es su plan de inversión en los próximos 5 años y cómo lo piensa hacer.

Yo espero que la inversión no esté por debajo de los USD 1.000 millones por año, una cifra que ya se alcanzó en este año. Acortar la brecha en infraestructura es clave, y las obras son un importante dinamizador de la economía además.

–¿Qué prioridades y qué medidas deberá priorizar el presidente en su primer año de gobierno?
–Da la impresión de que el Gobierno en términos económicos todavía no empezó, que la máquina está parada.

Hoy la sensación es la desaceleración y todo está como muy parado, por lo que esperamos que el plan económico pueda ayudar a dinamizar un poco esta situación, por supuesto siempre el plan debe tener como base la Ley de Responsabilidad Fiscal, no hay que olvidarse ni dejar pasar eso.

–Si tuviera que darle una nota del 1 al 10 a estos primeros 100 días, ¿cuál le daría?
–Del 1 al 10, le daría un 7

COMENTARIOS