Consumo de agua contaminada puede producir desde gastroenteritis hasta cáncer

85

El agua no tratada puede contener una infinidad de tipos de bacterias, parásitos y sustancias químicas que producen daños a corto y largo plazo. La doctora Laura Flores explica que el agua para consumo humano debe ser potable y segura y contar con los controles de calidad contemplados legalmente.

En menos de 24 horas de haber ingerido agua no tratada se pueden producir cuadros agudos de diarreas, vómitos, malestar, gastroenteritis y deshidratación severa dependiendo del tipo de contaminantes y bacterias que contenga.

Otras consecuencias negativas en la salud indica la doctora Laura Flores es que los parásitos ingeridos colonicen en el tubo digestivo y la persona presente síntomas inespecíficos como dificultad para digerir los alimentos.

El agua de consumo humano y el de uso doméstico tiene sus consecuencias a corto y largo plazo sobre todo si no cuentan con los controles de calidad estipulados por ley, explica Flores y agrega que la exigencia del consumidor debe a puntar que el agua que salga del grifo esté lista para beber y sea segura.

“Los efectos dependen del tipo de bacterias y parásitos presentes en el agua y el tiempo de consumo siendo los más afectados los niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades crónicas que pueden requerir internación para equilibrar los electrolitos”, indicó.

Los residuos de las aguas proveniente de arroyos, ríos o aguas subterráneas pueden estar expuestas debido a la proximidad con el desecho cloacal que puede venir de las casas o las industrias y al no ser tratada también puede presentar sustancias químicas que producen daño en el hígado, cáncer o malformaciones congénitas por contener pesticidas.

“Los efectos del consumo de estas aguas puede durar de 15 a 45 días”, explicó Flores.

En cuanto al uso de aguas no tratadas, Flores indicó que el riesgo directo está en el consumo ya que también se utiliza para lavado, baño y limpieza en general dentro de las casas.

“El mayor cuidado es que el agua sea potable, segura y destinada al consumo humano con todos los controles de calidad tanto físicos, químicos y biológicos, son parámetros que deben cumplir y en Paraguay estamos lejos porque la verificación de control de calidad es de los contaminantes biológicos y no de sustancias químicas y esto solo se verifica cuando hay una denuncia específica y se hacen los análisis específicos. Lo que más se ve es si tiene coliformes, no estamos viendo la otra parte”, señaló.

Instó a las familias a solicitar la información sobre el proveedor de agua ya que existe la legislación para los controles si proviene de prestador público, privado, aguatería y otros. “Existen las autoridades de control y la legislación y saber si se está haciendo los controles porque hay muchos proveedores, hay demasiados prestadores y tiene que haber un control y vigilancia para que el agua que llega al grifo sea segura para la comunidad”, puntualizó.

Los tratamientos para las afecciones que produce la ingesta de agua contaminada son sintomáticos para recuperar la hidratación del paciente y la flora intestinal.

Fuente: HOY

COMENTARIOS