Mario Abdo se ofusca en Misiones y defiende su gobierno de las críticas

94

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, hizo como un descargo de su gobierno en un discurso fuera del protocolo que realizó al término de un acto en Misiones. Enérgico y exacerbado dijo que va a seguir luchado contra los “poderosos” y que dejará un Paraguay “mucho mejor”.

Los problemas que tenemos en Paraguay son problemas de hoy, de ayer, y que vamos a seguir teniendo en el futuro”, lanzó el jefe de Estado Mario Abdo Benítez, como introducción de un largo discurso que realizó fuera de protocolo.

Expresó en un momento dado que se animó a tomar la palabra impulsado por los discursos de los que le precedieron. Al principio habló con calma, pero luego lo que iba diciendo se tornaba en un descargo que respondía a las críticas sobre su gobierno.

 

“Hay buenas noticias en Paraguay, como la que está viviendo Misiones, que nunca vivió esto en su historia, y está mal que yo lo diga, pero nunca vivió”, lanzó enérgico y siguió hablando incluso más nervioso.

En el octavo departamento del país acompañó esta mañana una serie de actividades en las áreas de salud, educación y agricultura, durante la Jornada de Gobierno, donde también estuvieron autoridades departamentales.

 

Un aspecto sobre el que insistió es que el pueblo tiene que aprender a vivir en democracia. Remarcó más de una vez que no busca el camino de la división política. “Me puedo callar, cierto, pero no quiero más factores de división”, señaló. Dijo que va a dejar un Paraguay “mucho mejor”.

Son 10 meses de gobierno, donde yo mismo me frustro por la velocidad de la burocracia, donde me hubiese gustado ver las obras en movimiento, donde iniciamos un periodo, y no pongo excusas”, descargó y comenzó a enumerar los trabajos del Estado.

 

“Se redujo el precio de la soja, se redujo el precio de la carne, vinieron cinco meses de lluvia”, expresó y siguió elevando la voz.

Citó que bajo su gobierno hay una baja producción de soja, porque el año pasado hubo una larga sequía, luego siguió con sus planes de salud preventiva, cuyo objetivo es tener en un año el 50% de cobertura en la atención primaria, y en un año y tres meses más, el 100%.

Asimismo, dijo que el camino adecuado del empleo es que crezcan las fuerzas productivas, que tiene a los mejores ternados en la Corte Suprema de Justicia, que no son “amigos” del presidente, y que en 10 meses se hicieron más incautaciones que en 10 años.

También se refirió a la construcción de los dos puentes internacionales acordados con Brasil, que une el lado brasileño con Alto Paraguay y Alto Paraná. No obstante, ni nombró la situación del sistema penitenciario del país, la cual es crítica.

“Yo no les pido ayuda para mí. Yo soy un piloto de tormenta, a mí no me asustan los desafíos ni los griteríos, ni el bullicio. Yo me crié en la lucha, yo enfrenté a poderosos por defender ideales, y voy a seguir enfrentando a poderosos como presidente de la República, callado”, vociferó más exacerbado y fue aplaudido por el público presente.

Mario Abdo Benítez asumió la presidencia en agosto de 2018, y en menos de un año, analistas coinciden en que sus líneas de política no son claras, lo que cual podría acarrear consecuencias negativas para el Estado.

Fuente: Ultima Hora

COMENTARIOS