Los otros usos de la sal

60

Además de consumirla como uno de los condimentos más básicos, la sal tiene más de trece mil aplicaciones y usos en diferentes campos debido a sus numerosas propiedades. En esta nota hacemos un resumen de los principales usos de la sal en la cocina, en el hogar y en otros ámbitos de la vida cotidiana.

1 Mantener la leche fresca. Añadir una pizca de sal a la leche la hará durar sin que se corte mucho más tiempo.

2 Pelar huevos. Hervir los huevos en agua salada hará que estos puedan ser pelados con mucha mayor facilidad.

3 Hacer más firme el merengue. Añadir una pizca de sal a los huevos o a la crema de leche antes de batirlos, ayudará a que el batido levante más rápido y quede más firme.

4 Evitar la oxidación de algunos alimentos. Para que las peras, manzanas o papas troceadas no tomen un desagradable tono marrón, el truco es mantenerlas en agua salada hasta el momento de usar.

5 Limpiar sartenes y ollas de hierro fundido. Colocar un puñado de sal en una olla o sartén grasosa y frotar con una toalla de papel.

Sal fina

6 Quitar olores de la tabla de picar. Para ello hay que espolvorear sal en la tabla y frotar usando un limón cortado por la mitad. Enjuagar con agua.

7 Dar brillo a las ollas de cobre. Mezclar una parte de sal, una de vinagre y una de harina y untar con esta pasta las ollas o sartenes opacos. Lavar con agua jabonosa tibia, enjuagar y secar con un paño. También funciona con platería y peltre.

8 Limpiar la jarra de la cafetera eléctrica. Llenar la jarra con ¼ taza de sal y bastantes cubos de hielo. Mover la jarra en forma circular para que la sal llegue a todos los costados. Dejar reposar media hora y enjuagar con agua fría. También sirve para remover manchas de café o té de las tazas.

9 Evitar un desastre en el horno. Si algo se chorrea mientras lo hornea, cubrir con sal el derrame y en vez de quemarse, llenar la cocina de humo y pegarse en el fondo del horno, se formara una corteza que, una vez fría, será más sencillo de retirar.

10 Disminuir las manchas de vino tinto sobre tela. Inmediatamente secar con un trapo el vino derramado y luego cubrir la mancha con un poco de sal. Dejar actuar entre 5 y 10 min para que la sal tenga la oportunidad de absorber la mancha. Enjuagar con agua, y repetir si es necesario.

Sal entrefina

11 Desodorizar zapatos. Esparcir un poco de sal en los zapatos de tela disminuye la humedad, lo cual ayuda a remover los olores.

12 Igualar el color de las medias de nylon. Si no coincide su color, basta hervirlas juntas en un recipiente con agua salada para que los colores se igualen.

13 Desinfectar esponjas. Sumergir la esponja de cocina durante la noche en ¼ taza de sal y ¼ litro de agua para eliminar bacterias y malos olores.

14 Eliminar hielo. Aplicar un poco de sal al congelador que se ha llenado de hielo hará que se derrita y facilitará su limpieza.

15 Destapar tuberías. Si las tuberías están algo atascadas, derramar una solución de un litro de agua con media taza de sal. Suele funcionar bastante bien, salvo en casos en que el atasco sea muy grande.

Si se incendia aceite o grasa nunca lo apague con agua, sino con sal o con arena.

16 Erradicar malezas del jardín. Usar sal directamente sobre las plantas que desee eliminar.

17 Apagar incendios. Si se incendia aceite o grasa nunca lo apague con agua, sino con sal o con arena.

18 Enjuague bucal. Prepare una mezcla de 1 cda. de sal fina con 1 cda. de bicarbonato de sodio y ½ taza de agua. Sirve para enjuagar la boca y hacer gárgaras.

19 Limpiar flores artificiales. Colocar las flores en una bolsa hermética con 1 taza de sal. Sacudir enérgicamente para remover el polvo y dejarlas como nuevas.

20 Remover el óxido de sudor. Disolver 4 cdas. de sal en ¼ litro de agua caliente y aplicar con una esponja directamente sobre la mancha de sudor en prendas de algodón o de lana.

COMENTARIOS