YHU: Condenado a 25 años de cárcel por crimen de agentes del GEO

177

Un hombre fue condenado a 25 años de cárcel, tras ser hallado culpable del asesinato de dos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) ocurrido el 14 de julio de 2017, en el distrito de Yhú, Departamento de Caaguazú.

Se trata de Blas Antonio Argüello Martínez, de 28 años, quien pasará tras las rejas 25 años, luego de ser hallado culpable de homicidio, en un juicio oral y público realizado en el Palacio de Justicia de Coronel Oviedo, en Caaguazú.

Varios elementos claves en la investigación fiscal fueron fundamentales para la resolución del Tribunal de Sentencia, integrado por los magistrados Alejandrino Rodríguez, Víctor Vera Valloud y Mario Estigarribia, que dictó el fallo de manera unánime.

 

La mayor parte de la investigación la realizó el fiscal Fermín Segovia, quien estuvo al frente de la unidad 2 de Yhú hasta días antes del desarrollo del juicio oral. Luego fue reemplazado por Raúl Marecos quien tomó el caso con los elementos y pruebas incriminatorias contra el acusado.

Argüello Martínez acababa de compurgar una pena por homicidio doloso en la zona de San Pedro y, a sus escasos días de libertad, volvió a ser protagonista de otro asesinato, esta vez de dos policías.

 

Las víctimas del hecho fueron los suboficiales Ubaldo Remigio Aguilar Benítez y Francisco Benítez Benítez, ambos asignados al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Jefatura de Policía del Departamento de Caaguazú. Los mismos presentaron heridas de arma de fuego en varias partes del cuerpo.

Los uniformados se encontraban resguardando la propiedad privada perteneciente a la familia Núñez, debido a la invasión de la estancia por parte de los denominados campesinos sin tierra.

De acuerdo a los detalles del asesinato, los uniformados fueron emboscados durante la noche por dos personas. Una de ellas fue identificada y condenada, mientras que del otro cómplice nada se sabe.

El celular de una de las víctimas, utilizado por Argüello Martínez, fue clave para su detención y posterior acusación.

COMENTARIOS