La Nueva Olla ya está lista para albergar la gran final

118

Una gran alegría se apoderó del país cuando meses atrás la Conmebol anunció que la primera final única de la Copa Sudamericana se disputaría en territorio paraguayo.

El estadio General Pablo Rojas de Cerro Porteño, mejor conocido como La Nueva Olla, fue el elegido para ser escenario donde este sábado Colón de Santa Fe e Independiente del Valle lucharán por “La segunda mitad de la gloria”.

A dos días del esperado encuentro entre argentinos y ecuatorianos, el estadio más grande del Paraguay luce sus mejores galas para un histórico partido que llegará a 111 países.

 

Como una verdadera alfombra

El estado del campo de juego, quizás, es lo más importante para un cotejo donde está en disputa un trofeo continental, es por ello que, el ingeniero agrónomo Gabriel Vogel y su equipo se encargaron de realizar un cambio parcial del césped del recinto azulgrana.

En “La capital del sentimiento” no se disputa ningún encuentro deportivo desde el concierto del grupo Black Eyed Peas, el pasado 10 de octubre.

Vogel explicó que excluyeron las partes más gastadas y lo reemplazaron por unas en mejor estado, esto, con el fin de que nada pueda afectar al rendimiento de los protagonistas.

 

“Un césped que está desgastado puede perjudicar el rendimiento de los jugadores, la tracción es baja, se pueden resbalar más de lo normal. Pasado este cambio, logramos lo que queríamos, que es un césped con alto rendimiento, con alta performance para la final de la Copa Conmebol Sudamericana”, sostuvo.

COMENTARIOS