Jóvenes entregan abrigos y ropas a familias carenciadas en Asentamiento San Cayetano y San Ramón en Caaguazú

150

El clima frío empieza a sentirse en nuestro país así como la necesidad de niños, jóvenes, adultos y ancianos quienes están a la espera de abrigos. La situación económica por la que están atravesando muchas familias paraguayas no es la más auspiciosa, muchos han quedado sin trabajo y sin la posibilidad de llevar el sustento diario a sus hogares, muchos buscan ollas populares para poder alimentarse y así evitar pasar hambre. Con la llegada de las bajas temperaturas a la ciudad, un grupo de jóvenes voluntarios de esta ciudad procedieron, en el marco de la campaña solidaria “En vez de un abrazo un abrigo”, a la entrega de abrigos, ropas para las familias en situación de vulnerabilidad y para jóvenes y niños carenciados del Asentamiento San Cayetano y San Ramón de Caaguazú.

 

El Ing Ignacio Bobadilla quien integra el equipo manifestó que “Tuvieron la idea de recolectar abrigos en este momento de cuarentena, aprovechando que la mayoría de las personas están en sus casas y podrían reordenar sus placares para dar a otro lo que ya no usan, el fresco ya se siente y qué mejor manera que empezar con la colecta ahora mismo, de manera a que los próximos días de frío intensos no nos tome desprevenidos”, manifestó el ingeniero.

 

Los jóvenes integrantes realizaron el pasado 14 de mayo, la recolección de ropas y abrigos en la Plaza de la Libertad. Tras la gran recepción y apoyo de la ciudadanía, procedieron este domingo a la distribución de los abrigos y prendas a las familias de estos asentamientos.

 

Los jóvenes llegaron primeramente en el Oratorio del Asentamiento San Cayetano, adonde acudieron las madres de familia, junto a sus hijos, para retirar los aportes, principalmente abrigo.

 

Julia Gonzalez, en nombre de los vecinos, agradeció la ayuda que recibieron de los jóvenes, que dedicaron su tiempo y espacio en beneficio de los más necesitados.

 

Dijo que existen muchas necesidades en el asentamiento, que varias familias viven en extrema pobreza y subsisten mediante las ollas populares que se realizan diariamente.

 

Días de intenso frío se pronostican para nuestro país, el clima fresco se empezó a sentir desde ayer y con él la necesidad de un abrigo para muchos compatriotas comienza a notarse.

COMENTARIOS