Aconsejan toalla de papel antes que secamanos eléctrico

94

Luego de lavarse las manos, secarse con el elemento correcto es crucial para no contaminarlas.
. El secador de manos eléctrico puede dispersar cualquier tipo de microorganismo de superficies y alrededores.
. Las toallas de papel son las recomendadas, pues eliminan los gérmenes recalcitrantes.

El secador de manos eléctrico no es recomendable utilizarlo dentro de un ambiente donde puedan existir personas enfermas, esta acción podría dispersar cualquier tipo de microorganismo de superficies y alrededores, explica la doctora Viviana de Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles. Refiere incluso que el aire que lanza el dispositivo para lograr el secado de las manos puede llegar a modificar por breve tiempo la temperatura de la superficie de la piel o las manos; “en caso que se tome la temperatura en la mano o la muñeca puede tener esa pequeña variación”, según indicó la profesional de salud.

Científicos de la Universidad de Leeds, Reino Unido, el Hospital Saint-Antoine de París, Francia, y la Universidad de Udine, Italia encontraron que estos dispositivos hacen dispersar cantidades alarmantes de bacterias de las manos sobre superficies y en el aire. Asimismo, un estudio efectuado por una universidad de Londres determinó que los secadores de manos eléctricos que calientan el aire, duplican el número de bacterias de las manos durante el proceso de secado.

De termómetros de contacto a infrarrojos

Con respecto a la medición de la temperatura corporal, la doctora De Egea señala que es un procedimiento se viene realizando por décadas en diferentes zonas anatómicas del cuerpo, dependiendo del tipo de termómetro.

“Tradicionalmente se empleaban los termómetros de contacto, que son los de mercurio, que tienen su localización específica para la toma de temperatura en la región axilar, rectal y en boca. En relación a esto se vio que algunas enfermedades podrían transmitirse por contacto, sobre todo por la presencia de bacterias que podrían quedarse pegadas en estos termómetros si no se los higieniza correctamente. A raíz de esto, comenzó a surgir la medición de temperatura sin contacto, que se llevan a cabo con los termómetros de medición infrarroja”, puntualiza.

El fabricante es quien explica que el sitio recomendable para una toma correcta de la temperatura corporal es la frente. Explica que esto se debe porque en esa zona el dispositivo detecta la radiación de calor del cuerpo con una mayor exactitud.

La médica sugiere chequear el prospecto del termómetro antes de comenzar a utilizarlo. En otro punto comenta que, por lo general, los dispositivos para la medición de temperatura indican como punto de control efectivo la frente o la cien, esto debido a que la arteria temporal ubica en esa región de la cabeza es la que mantiene una temperatura más estable. Afirma que medir la temperatura fuera del lugar anatómico indicado, puede dar una medición irreal.

Asimismo, menciona que la temperatura normal del cuerpo humano va de 36,5 a 37,5°C: “a veces nos leen la temperatura y dice 33,5°C, eso es un error”; aduce que esto puede darse cuando el dispositivo está mal calibrado.

Por otra parte, reconoce que las medidas sanitarias instauradas para el ingreso a establecimientos comerciales, empresas e instituciones como el lavado de manos, el uso de mascarilla, el distanciamiento físico y el filtro de temperatura, constituyen estrategias sumamente importantes de prevención.

Viviana De Egea ratifica que el control de temperatura si funciona como el filtro de supervisión para detectar y alertar ante un posible caso de enfermedad y a la vez orientar a la persona para recurrir a la consulta médica. “Es importante este filtro si lo utilizamos de forma adecuada”, asevera.

Fuente: MSPyBS

COMENTARIOS