Familia de Edelio maneja nuevos datos sobre posible paradero del policía

115

Doña Obdulia Florenciano, madre de Edelio Morínigo, dijo este martes que cuentan con un nuevo dato sobre el posible sitio donde estarían los restos de su hijo en el Departamento de San Pedro.

Los padres del suboficial Edelio Morínigo, secuestrado hace seis años por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), se reunieron este martes con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para pedir una vez más que no ceda en la búsqueda de su hijo.

Doña Obdulia Florenciano declaró ante la prensa que la última información que recibieron fue que los restos del uniformado se encuentran en la zona del distrito de Tacuatí, Departamento de San Pedro.

Al respecto, solicitaron al Gobierno que refuerce el equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) para la búsqueda de Morínigo. No obstante, agregó que las labores se ven muy limitadas por las restricciones ante el avance del Covid-19.

El suboficial fue secuestrado el 5 de julio del 2014 por miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Pasaron cinco años y casi siete meses y sus familiares siguen sin información certera sobre su paradero.

La única prueba de vida del uniformado se tuvo el 22 de octubre del 2014. Se lo vio en un video en el que aparecía en compañía del entonces secuestrado Arlan Fick.

Los integrantes del grupo armado nunca realizaron ningún pedido de dinero por su liberación, pero sí un intento de canje, en el mes de octubre del mismo año, por seis miembros del grupo que se encontraban presos.

La propuesta no fue aceptada por el Gobierno de turno de ese entonces, a cargo de Horacio Cartes, que había asegurado que no negociaría con criminales.

Aunque en el 2018 surgieron versiones de que Edelio estaría muerto, esa información nunca fue confirmada ni desmentida. Efectivos de la FTC encontraron en un campamento del grupo armado unos documentos que hacían referencia al supuesto deceso de Morínigo.

En enero de este año, un grupo de familiares, vecinos y amigos de Edelio ingresaron a la zona boscosa en la estancia Macchi Cué, ubicada en la localidad de Arroyito, Departamento de Concepción, donde fue visto por última vez.

La desesperada búsqueda por dar con alguna pista del uniformado resultó infructuosa.

COMENTARIOS