Conozca las claves del contagio del COVID-19

97

Teniendo en cuenta la evolución del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19, la evidencia científica actual muestra que el riesgo de transmisión es mayor en espacios cerrados sin buena ventilación.

Actividades al aire libre tienen menor riesgo de contagio que las que se realizan lugares cerrados. La ventilación de los ambientes, la cantidad de personas en un mismo lugar y la duración de exposición son los principales factores que han demostrado mayor transmisión.

Autoridades de Vigilancia de la Salud señalan que los estudios publicados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sobre los riesgos de transmisión desde las superficies, ya sean orgánicas o artificiales está demostrado como mecanismo indirecto de infección, esto significa que tocar un objeto contaminado y luego tocarse la cara es un riesgo que se debe prevenir con la constante higiene de las manos.

¿Cuántas partículas virales puede emitir una persona contagiada?

De acuerdo a los resultados obtenidos durante el proceso de análisis evolutivo del virus, se puede observar que la respiración normal tiene una carga aproximada de 20 partículas virales por minuto, mientras que al hablar se lanza unas 200 partículas virales por minuto. No obstante este número puede variar de acuerdo al tono de voz que utilice la persona.

En un principio, el dato certero que se manejaba era que las formas principales de transmisión del virus eran a través de la tos y el estornudo. Es importante también tener conocimiento de que al toser se expulsan 200 millones de partículas virales, de las cuales algunas son suficientes para posibilitar a que otras personas se contagien, además de que las mismas pueden permanecer en el aire durante algunas horas en un entorno con poca ventilación; lo mismo sucede con el estornudo.

Finalmente, los estudiosos aseguran que la enfermedad se propaga principalmente a través del contacto cercano de persona a persona, por lo cual insisten en la importancia de mantener  la distancia, lavarse frecuentemente las manos y usar mascarillas.

Situaciones de la vida común de bajo riesgo:

Estar cerca de alguien guardando la distancia de dos metros

Hablar con alguien cara a cara con mascarilla 

Caminar, correr o andar en bici con alguien

Espacios bien ventilados

Situaciones de la vida común de alto riesgo:

Espacios interiores sin mucha ventilación 

Baños públicos, áreas comunes

Locales gastronómicos (si las mesas no están separadas por un mínimo de 2 metros y el local no tiene ventilación)

COMENTARIOS