👁‍🗨 | “Tomarse un minuto para tender la mano a alguien puede cambiar su vida”

86

La pandemia trae consigo un peso extra en las preocupaciones de las personas, con un peso emocional y económico importante, además el peligro que genera el distanciamiento social puede causar ansiedad y pensamientos negativos.

Con la llegada del COVID-19 y la aplicación del distanciamiento social, el mundo se ve afectado de manera directa en su salud mental, más aun aquellas personas que piensan en el suicidio. 

En las personas con problemas de depresión o que ya vienen arrastrando pensamientos de autolesión o autoeliminación, el encierro o aislamiento social ha generado la creencia de que no le importan a nadie o de que verdaderamente están muy solos. 

Por ello desde el Ministerio de Salud se insta a familiares, amigos y allegados a trabajar entre sí y mantener el contacto emocional y social con estas personas. 

Una llamada, un mensaje, la supervisión de los cambios emocionales pueden servir para accionar y brindar ayuda. 

Mensajes que ayudan 

La Dra. María Fernanda Rojas, de la Dirección de Salud Mental e integrantes de la Sociedad Paraguaya de Suicidología subrayan la recomendación de utilizar premisas que puedan beneficiar la expresión de las personas, a modo de hablar de cómo se siente, a su  manera y en sus tiempos. 

Como lo recalcan profesionales de la OPS, y enfatizan especialistas de Salud Mental de nuestro país debe darse un acercamiento, de la forma más segura posible, a las personas que se encuentren en situaciones de riesgo o manifiestan conductas suicidas.

Situación de la salud mental en nuestro país 

En palabras del Dr. Luis Taboada, Director de Salud Mental del MSP la pandemia  generó la creación de un centro de llamadas, la línea 154 y desde los inicios de ese servicio de atención telefónica, la Dirección de Salud Mental ha estado presente mediante profesionales psiquiatras y psicólogos de las unidades de salud mental de varias regiones sanitarias quienes brindan contención emocional en torno a la incertidumbre, miedo y preocupación. 

Actualmente, se están trabajando varios proyectos que en breve plazo entrarán en vigencia, y que son el Plan Nacional de Respuesta y Recuperación en el contexto COVID-19, el Plan Nacional de Prevención del Suicidio y un Servicio de Atención Telefónica- de acceso gratuito- para toda la población mediante la habilitación de un call center de salud mental con extensión a todas las regiones sanitarias, esto mediante la cooperación de la OPS en Paraguay. 

Asimismo, se buscan estrategias de comunicación entre organizaciones gubernamentales para la creación de un sistema de información y sistematización de los suicidios, en cuanto hecho consumado.

Taboada destaca también las capacitaciones del personal sanitario desde la estrategia de Atención Primaria de la Salud para la implementación de acciones directas desde las Unidades de Salud de la Familia como son, los primeros auxilios psicológicos y la intervención en crisis, en urgencias psiquiátricas. Los equipos de APS del país están siendo entrenados para mejorar la gestión de respuesta ante situaciones de necesidad de atención en salud mental-

¿Dónde acudir? 

Ante indicios de personas en riesgo es importante que se acuda al servicio de salud más cercano. Los servicios que cuentan con urgencias las 24 horas son el hospital psiquiátrico y el hospital de clínicas, en el área de urgencias.

Números que deben disminuir

Según lo reportado por la Policía Nacional, de enero a julio se han registrado 258 suicidios.

Fuente: MSPyBS

COMENTARIOS