Fortalezca sus defensas con una alimentación saludable

100

El elemento fundamental para enfrentar al COVID-19 o cualquier enfermedad es mantenerse lo más saludable posible. Un buen estado inmunológico se sostiene con una alimentación saludable, variada, equilibrada y completa con todos los nutrientes.

“Con las vitaminas adentro; eso se consigue comiendo sano”, declaró el doctor Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud, expresó también que, “si no se come de manera saludable, entonces es allí cuándo tendremos que tomar pastillas (suplementos)”, refiriéndose a los suplementos vitamínicos que son indicados por un profesional de la salud cuando existe una carencia de los mismos y se precisa reforzar el sistema inmunológico.

Sequera señaló además, la importancia de conocer la diversidad de alimentos que existen y como estos nutren el cuerpo y son útiles para hacer frente a numerosas enfermedades, entre ellos, citó al dengue y el coronavirus.

¿Cómo reforzar el sistema inmune?

Por su parte, la Lic. Claralina Mendoza, de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, indicó que un buen estado inmunológico se sostiene con una alimentación saludable, variada, equilibrada y completa con todos los nutrientes.

En este contexto, la nutricionista recomendó consumir frutas y hortalizas de distintos colores, entre ellos los morados, rojos, amarillos, anaranjados y los verdes, entre los cuales se debe incluir al menos 3 porciones de vegetales y 2 porciones de frutas diarias; “son una fuente rica de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y otras sustancias biológicamente activas, que pueden mejorar el sistema inmunológico”, declaró la profesional.

Sugirió incorporar en el plan de alimentación los lácteos descremados (leche, yogurt, quesos), huevos, carnes bajas en grasa y en mayor proporción carnes blancas (pollo y pescado) antes que las carnes rojas.

La nutricionista propuso reducir el consumo de productos procesados ricos en hidratos de carbono simples y preferir las legumbres y cereales integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral).

Mantener la hidratación es fundamental, especialmente en estados febriles o con presencia de tos, para lo cual recomienda la ingesta de 1,5 a 3 litros de agua al día. Otro aspecto a tener en cuenta es evitar los alimentos ultraprocesados y reducir el consumo de sal.

Fuente: MSPyBS

 

COMENTARIOS