Hacienda presenta proyecto alternativo de subsidio para comerciantes fronterizos

128

El Ministerio de Hacienda dio a conocer la propuesta alternativa de subsidio para comerciantes de ciudades fronterizas con Argentina. Dicho plan contempla una ayuda económica para trabajadores formales e informales junto con cuentapropistas, además de facilidades de pago en los servicios de agua y energía eléctrica.

En una conferencia de prensa desarrollada esta tarde, las principales autoridades del Ministerio de Hacienda dieron a conocer los detalles del proyecto alternativo de subsidio para comerciantes fronterizos.

La propuesta busca reemplazar al proyecto que ya había sido aprobado anteriormente en el Congreso Nacional pero que tuvo que ser rechazado debido a ciertas dificultades por parte de la cartera de Estado en cuanto a la financiación.

El ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, explicó que esta nueva propuesta surge como resultado de las mesas de trabajo con los comerciantes y trabajadores de frontera con Argentina, quienes han sido duramente afectados por la pandemia de COVID-19.

Para los comerciantes formales que cuentan con RUC, la ayuda económica consistirá en un subsidio de medio salario mínimo (cerca de G. 1.100.000) que podrá ser abonado hasta en cuatro pagos, pudiendo ser ampliado dependiendo de la disponibilidad presupuestaria. Por otra parte, para los trabajadores informales y cuentapropistas se prevé el pago de G. 500.000 bajo las mismas condiciones.

Para poder efectuar estos pagos, se tendrá como principal fuente de financiación los recursos remanentes del programa Pytyvô 2.0, que rondan los G. 66.000 millones, según mencionó la viceministra de Economía, Carmen Marín.

Los beneficiarios deben ser comerciantes, trabajadores informales y cuentapropistas de las 16 ciudades fronterizas con Argentina, las cuales son: Encarnación, Alberdi, Puerto Falcón, Nanawa, Ayolas, Pilar, Paso de Patria, Humaitá, Cerrito, General Díaz, Mayor Martínez, Villa Oliva, Villa Franca, Natalio, Mayor Otaño y San Rafael del Paraná.

Según estimaciones del Ministerio de Hacienda, existen 19.000 potenciales beneficiarios en el sector de los trabajadores formales, mientras que para los trabajadores informales serían unos 14.000 potenciales beneficiarios.

Marín aclaró que la cantidad de pagos estará sujeta a la cantidad de beneficiarios que se registren. Sobre este punto, también enfatizó que se seguirá la misma línea que con Pytyvô, por lo que se habilitará una plataforma de registro de personas que deseen acceder al subsidio.

Luego de cumplirse con esta etapa, se hará la verificación y el cruzamiento de datos para ver si los postulantes anotados reúnen todos los requisitos, como ser personas en situación vulnerable y el haber sido afectados en sus ingresos durante la pandemia, además de no ser funcionarios públicos o beneficiarios de otro programa gubernamental, etc.

Otro aspecto a destacar de esta propuesta es que se brindarán facilidades de pago de los servicios básicos como agua y energía eléctrica, además de facilitarse el acceso a créditos para refinanciación de deudas con nuevas líneas de crédito.

En el caso de la ANDE, se hará un diferimiento de la deuda acumulada durante tres meses y luego se prevé una refinanciación en 18 cuotas sin intereses ni recargos para los beneficiarios. Similares condiciones también estarán previstas para los abonados de ESSAP.

Llamosas aclaró que los pagos arrancarán una vez que la ley sea aprobada y posteriormente promulgada. De momento, ya se hizo la presentación ante el Congreso Nacional y en los próximos días iniciará el trabajo de lobby con los parlamentarios de ambas cámaras.

COMENTARIOS