👁‍🗨 | Por salud mental: niños deben recibir seguridad y esperanza en medio de la pandemia

158

Las disposiciones con respecto a las restricciones horarias y de actividades impuestas desde el gobierno dejan nuevamente en el encierro a los niños, niñas y adolescentes sin la posibilidad de de interactuar con sus pares, situación que vienen arrastrando un año atrás.

Una nueva noticia de quedarse en casa y no ir a la escuela cambia el panorama de muchos niños, niñas y adolescentes que ya experimentaron el retorno tras un año de encierro. Sin embargo, con las nuevas disposiciones de las autoridades, las clases presenciales quedan nuevamente suspendidas en ciudades en alerta roja por COVID-19.

Esta situación enfrenta a la familia una vez más al confinamiento de los más pequeños que cumplieron un año sin la interacción con sus pares lo que afecta su desarrollo y es cuando deben buscarse alterativas en el hogar.

El Profesor Doctor Julio Torales, psiquiatra del Hospital de Clínicas explicó que lo que se puede hacer es seguir ejecutando la esperanza de que todo acabará alguna vez, que no existen fórmulas mágicas y que tanto mamá, papá como el familiar que cuida debe dar seguridad en estos momentos.

Destacó la importancia de ponerse horarios para estudiar, para jugar y hacer actividad física en la casa.

¿Cuál es el momento de buscar ayuda profesional? Cuando se note un cambio de carácter en el niño, niña o adolescente, si está irritable, llora fácilmente, o comienza a tener inexplicables dolores de cabeza o abdomen.

La Cátedra y Servicio de Psiquiatría de Clínicas y el Departamento de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia ofrece atención profesional llamando al 0992782394 de lunes a viernes de 7:00 a 11:00, el agendamiento solo se realiza a través de llamadas.

La línea habilitada para atención telefónica de urgencias es 0962440001

COMENTARIOS