Ola de feminicidios: Prevención y la educación son los desafíos, afirma criminólogo

662
Criminólogo insiste en avanzar en medidas de prevención para evitar casos de feminicidio. Foto referencial: informativo570.com.

El abogado y doctor en Criminología, Juan Martens, habló este martes sobre los cinco casos de feminicidios registrados el fin de semana y sostuvo que lo único que se hizo con la Ley 5777 de Protección Integral a las Mujeres fue endurecer las penas y no trabajar un sistema de protección.

El doctor en Criminología, Juan Martens, afirmó este martes que la violencia machista no se soluciona endureciendo las penas ni culpando a las víctimas.

“Se necesita educación en igualdad de género y políticas concretas de protección a las víctimas. ¿De qué sirve denunciar si no se activan mecanismos de apoyo?”, manifestó en su red social Twitter.

En contacto con Última Hora, Martens expresó que la Ley 5777 «de Protección Integral a las Mujeres contra Toda Forma de Violencia», obliga al Estado a desarrollar políticas de prevención, pero lo único que se hizo fue endurecer las penas y no hay un sistema de protección.

En ese sentido, indicó que no se tiene un protocolo cuando una mujer va a denunciar un hecho de violencia y que vuelven a sus casas, en algunos casos siendo dependientes económicamente de sus parejas maltratadoras, por lo que la denuncia encrudece la violencia.

El abogado explicó que se debe avanzar en medidas de contención sicológica, económica y legal a favor de la mujer denunciante, como también tener agentes policiales entrenados en proteger a las víctimas y activar protocolos cuando se realiza la denuncia.

Martens agregó que se deben establecer sistemas aleatorios de vigilancia a las casas de las mujeres víctimas de violencia, al igual que buscarles trabajos para que puedan salir de ambientes violentos.

De igual manera, mencionó que se deben descentralizar los albergues de mujeres víctimas de violencia, los cuales se encuentran en Asunción y repletos en su mayoría, por lo que pidió uno en cada cabecera importante del país.

“El aumento de las penas opera cuando la mujer ya murió, prevenir que se les mate es el desafío”, remarcó.

Sobre el punto, dijo que los 30 o 40 años que se aplican al autor del hecho no tienen un carácter disuasorio y no impide que se cometan los hechos.

Para Martens, se debe tener una educación integral de igualdad de género en las escuelas, con el objetivo de reeducar a la sociedad en su relacionamiento para evitar los casos de feminicidio.

Entre otras cosas, el criminólogo contó el caso de una mujer en Guayaybí, San Pedro, quien fue casi degollada por su ex marido, estrangulada y rescatada inconsciente por sus familiares.

“Regresó a su casa, no tiene cómo salir, no recibe medidas de protección y está aterrorizada y no se activó ningún sistema de protección, mientras que el hombre sigue prófugo. Esperemos que no sea la nueva víctima de feminicidio”, detalló.

Finalmente, aseveró que se establecieron 40 años de pena, pero que eso no previene que se registren los hechos, “va a cambiar cuando se tomen las políticas de prevención”.

Este último fin de semana se registraron cinco casos de feminicidios en el país. Tres mujeres fueron asesinadas por sus parejas en San Pedro, una en Canindeyú y otra en Alto Paraná.

Desde el Ministerio de la Mujer informaron a Última Hora que hasta este lunes 13 de diciembre se constataron 32 casos de feminicidios, además se reportaron 20 casos en grado de tentativa y cuatro paraguayas fueron asesinadas en el extranjero.

COMENTARIOS