Gerente de Emtrasur dio detalles sobre su estadía en Paraguay

180
Mario Arraga, gerente de finanzas de Emtrasur, durante una entrevista con NPY.  Foto: Captura de pantalla.

Mario Arraga, gerente de Finanzas de Emtrasur e integrante de la tripulación del avión de origen iraní que tuvo un cuestionado paso por el país, habló sobre su estadía en Paraguay. Afirmó que tuvieron que permanecer durante tres días, debido a cuestiones logísticas.

El gerente de Finanzas de la firma venezolana Empresa de Transporte de Aerocargo del Sur (Emtrasur), Mario Arraga, afirmó que el avión Boeing 747, adquirido de una empresa iraní, viajó de forma anticipada al país debido a cuestiones técnicas.

En ese sentido, el gerente de la empresa venezolana explicó que tenían previsto partir de Caracas, el jueves 12 de mayo, pero un problema técnico hizo que se demoren un día. Esto, a su vez, les generó otro inconveniente que era que no podían permanecer con 165 toneladas de carga de combustible por más de 24 horas, por lo que el viernes salieron hacia Paraguay.

Adelantaron su viaje

Siguiendo con su explicación, Arraga dijo a NPY que para ellos fue logísticamente favorable viajar a Paraguay un día antes de lo previsto, ya que en Caracas no cuentan con equipos para descargar el combustible.

“Por recomendaciones del fabricante, que no se puede estar más de 24 horas con una carga importante de combustible, logísticamente lo más viable fue despegar a Paraguay y hacer el descanso de la tripulación ahí. Estuvimos dos días allá y la carga tuvo un tiempo considerable”, dijo.

A su arribo al aeropuerto Guaraní de Ciudad del Este, la aeronave estaba tripulada por iraníes y venezolanos. Según el entrevistado, los siete integrantes de la tripulación, que son iraníes, fueron designados por la empresa que vendió al Gobierno venezolano el avión Boeing 747 y que estos realizan labores de capacitación a los pilotos de su país.

Carga duró dos días

El funcionario de Emtrasur aseguró que durante todo el sábado 14 de mayo la mercadería de unos 750.000 paquetes de cigarrillos fueron colocados en los palets y el domingo 15 se hizo la carga. Aseguró que partieron recién el lunes, ya que recién entonces tenían permiso para bajar la carga en Aruba.

“Ellos tienen limitaciones de recibir la carga el fin de semana. El espacio que teníamos era desde el día lunes, por lo que debimos hacer toda la reprogramación que parte desde una falla que tuvimos en la aeronave el día jueves”, señaló.

Arraga reconoció que la tripulación puede realizar turismo durante su estadía en el país. Asimismo, afirmó que las autoridades paraguayas tienen todos los datos sobre su estadía, el hotel en el que se hospedaron y su entrada y salida.

“La tripulación puede hacer turismo y debimos descansar un día más. El proceso de carga es bastante extenso y no es sencillo. El resto de la tripulación, en su tiempo de descanso, puede hacer turismo o tener su tiempo de esparcimiento”, afirmó.

Respecto al bajo volumen de carga transportado y el costo operativo que esto supone, Mario Arraga dijo que Emtrasur, al ser una firma venezolana, tiene acceso a un precio preferencial de combustibles, lo que supone ventajas operativas.

Tripulación iraní

El gerente de Finanzas de Emtrasur e integrante de la tripulación del avión de origen iraní que está retenido en Argentina aseguró que la tripulación iraní integra el vuelo solo para realizar capacitaciones y que incluso estos rotan.

“En principio eran 10 los instructores de ese país y ahora son solo cinco. Que ellos estén relacionados con organizaciones citadas no es competencia nuestra. Hemos volado por distintas partes del mundo y no hemos tenido problemas en Migraciones”, aseguró.

Los siete iraníes retenidos en Argentina son considerados por Estados Unidos como parte de Al Quds, un importante brazo paramilitar de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC).

Dudas sobre la operación

El 12 de mayo el Boeing modelo 747-300M, con matrícula YV3531 perteneciente a la Empresa Transportes Cargo del Sur (Emtrasur), una filial de la compañía Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), aterrizó en el aeropuerto Guaraní, Minga Guazú. Su misión: el transporte de unos 79.959,40 kilogramos de cigarrillos de la marca Ibiza, de la Tabacalera del Este, con destino a Oranjestad, Aruba. El carguero tocó suelo paraguayo con una inusual tripulación de 18 miembros, entre iraníes y venezolanos.

Tripulantes y aeronave permanecieron por tres días en la frontera paraguaya y aún se desconoce el movimiento de los viajeros que permanecieron supuestamente en el hotel Dazzler de Ciudad del Este. La operación de transporte de cigarrillos realizada en medio de una venta de empresas hermanas del Grupo Cartes, para un destinatario en Aruba ligado al contrabando, lavado de dinero y narcotráfico, Tabacal Free Zone NV, de Izaira Mansur, es parte de la investigación por financiamiento del terrorismo.

Las averiguaciones se abrieron luego de la retención del avión en Buenos Aires, Argentina.

COMENTARIOS