Advierten de estafas telefónicas y a través de internet

172

El comisario Diosnel Alarcón, jefe del Departamento contra Cibercrimen y Delitos
Informáticos de la Policía Nacional, pidió extremar cuidados ante una nueva modalidad de
estafa telefónica en que los delincuentes se hacen pasar por funcionarios de empresas para
gestionar programas informáticos a través de dispositivos remotos. Las llamadas se
registran desde las cárceles del país.

Alarcón conversó este lunes con ABC para explicar un caso que trascendió y se grabó. En una llamada telefónica, un hombre se hace pasar por funcionario del “departamento de tecnología” de una empresa y conversa así con su objetivo, a quien llama “compañera”.
Posteriormente, le da una serie de instrucciones para conectarse de forma remota a la caja de la empresa a través de un programa de gestión de conexiones remotas llamado TeamViewer. El estafador insiste, pero la mujer le dice que está en una computadora diferente dentro del sistema. Cuando consulta con una compañera, esta la responde que ese tipo de conexiones se hace a través de un pedido especial por correo electrónico, como dicta un protocolo interno.


El estafador intercede de vuelta y explica que “él ya envió el correo por la mañana” e insiste con pedirle a la funcionaria la autorización. Finalmente, ella se niega, no sin antes escuchar la “advertencia” del compañero que le dice que “se quedará sin caja” de no permitirle el acceso.

Esta es solo una más de todas las modalidades de estafa que se registran por teléfono y por internet. En el caso de las llamadas, casi todas provienen de las cárceles como la de Tacumbú.

“Lo preocupante es que siguen teniendo acceso a la comunicación. Va a ser difícil que dejen de operar si es que no dejan la comunicación”, dijo el comisario Alarcón sobre este tipo de estafas que implican, por ejemplo, la autorización para transacciones a través de las páginas de los bancos.

El policía recordó que hubo varios operativos para desarticular este tipo de estafas. “En julio del año pasado, el Dr. (Federico) Delfino (fiscal) logró una condena de cuatro años y medio por extorsión. Pasa que, como tienen condenas más altas, estos delitos de estafa, que son menores, ya no les molesta”, añadió el comisario.

Alarcón lamentó que estos delincuentes acceden no solo a las llamadas, sino a internet y a una computadora en las cárceles para perpetrar estos delitos. “Es toda una organización, tienen una capacidad primero de obtener información, eso lo hacen a través de una ingeniería social, y luego de extorsionar o convencerte de un servicio promocional, o así, como a cajeros, decirle que se va a quedar sin el servicio”, relató.

El comisario recordó además que, cuando se intervienen en los bancos, las cuentas “se exprimen” con la complicidad de funcionarios. Pidió a la ciudadanía tener mucho cuidado con este tipo de llamadas o con mensajes que llegan a través de las aplicaciones de teléfono.

La Policía emitió una serie de recomendaciones a la ciudadanía en que sugiere no confirmar la identidad personal por teléfono si recibe una llamada, no proporcionar datos de la tarjeta de crédito, débito, la cuenta bancaria o la billetera electrónica o datos que puedan comprometer pagos y servicios a través de medios electrónicos.

Para cualquier consulta o denuncia referente a este tipo de situaciones, el departamento Antisecuestro habilita las líneas telefónicas (021) 375-299, 391-725 y el *377. Además, está disponible para más información. El número del Departamento Especializado en la Investigación del Cibercrimen y Delitos Informáticos es el (021) 443-126.

COMENTARIOS