Acaba un año, pero inicia otro: ¡Cuidado con lo que comes!

33

Al cuidar la silueta estamos cuidando la salud, sostiene la licenciada en Nutrición Carolina Sosky al hacer énfasis en que mantener una nutrición saludable durante todo el año ayuda a prevenir enfermedades. ¡Cuidado con los atracones!, advierte sobre la copiosa cena por Año Nuevo.

“Lo ideal es que en cada ocasión especial, incluyendo la cena de fin de año, optemos por recetas saludables, eso no significa que debamos privarnos de comer lo que más nos gusta en estas ocasiones, pero tampoco caer en excesos y en el descontrol alimentario. La solución sería hacer elecciones equilibradas”, indicó.

La especialista en nutrición insiste en que cuidarse no se basa meramente en vernos bien, “sino que es sinónimo de querernos, querer cuidar nuestro cuerpo y nuestra salud, para prevenir enfermedades y disfrutar más de la vida. Si aún no lo hemos hecho como corresponde, ese debería ser un propósito para el 2019”.

Evitar llegar con demasiado apetito a la cena de Año Nuevo, ya que ayunar o comer muy poco durante el día puede generar descontrol en el horario de la cena, sostiene.

En caso de elegir alguna bebida alcohólica, acompañarla con agua, esto ayudaría a no excedernos en el consumo de bebidas. “Muchas veces los excesos no se basan solo en comidas, sino cuando a estas les sumamos las bebidas y los postres”. Una merienda suficiente como para no excedernos más tarde es otra clave. Teniendo en cuenta que en los días festivos se cena tarde, se puede realizar una colación previa 1 a 2 horas antes.

hábitos sanos. Con relación a la decisión de mantener una alimentación saludable, la licenciada Sosky dice que lo recomendable es empezar a tener una actitud más flexible. “Muchas personas tienen una forma de ser que apunta al todo o nada: o hago dieta o como lo que quiero. Esta manera de pensar lleva a tener pensamientos muy negativos y a ser muy duro con uno mismo, e impiden tener pequeños gustos, y a la vez el comer en exceso favorece al aumento de peso”, señala.

Luego de “tirar la toalla”, cada día es uno nuevo en lo que respecta a la alimentación, dice Sosky. Si la persona se excede un día, debe intentar volver al plan al siguiente.

“Si te diste un atracón en la cena de fin de año no es tarde para retomar los hábitos saludables cuanto antes. No es necesario recurrir a dietas drásticas sino volver a ordenar las comidas, tomar mucha agua y realizar actividad física”,.

Cuidarse no se basa meramente en vernos bien, sino que es sinónimo de querernos y querer nuestra salud. Lic. Carolina Sosky, nutricionista.

No exagerar con crema de leche, fritura ni manteca
La elección de los ingredientes y la forma de cocción son claves para un plato saludable y que no tenga calorías excesivas. En ese sentido, la licenciada en Nutrición, Carolina Sosky, explica que se deben elegir platos bajos en grasa o cocinar de manera más sana. Por ejemplo, no exagerar con ingredientes como crema de leche, manteca y frituras en general. Al respecto, la nutricionista dice que es preferible “optar por platos al vapor, al horno o a la plancha en reemplazo de las frituras y salsas pesadas”. “Si bien la comida es parte importante de las fiestas de fin de año, debemos tratar de no hacer que las fiestas giren únicamente en torno a la comida, sino al encuentro con la familia o los seres queridos”, reflexiona la licenciada Sosky.

Fuente: Ultima Hora

COMENTARIOS