Tras los incendios, Salud está en alerta por un posible ingreso de fiebre amarilla

149

Luego de un periodo de incendios forestales, los monos migran a las ciudades y traen consigo enfermedades como la fiebre amarilla. Desde el Ministerio de Salud destacan que están en alerta debido a la posibilidad de que eso suceda, atendiendo a la gran cantidad de siniestros ocurridos en los últimos meses.

El Dr. Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud, recordó que en 2008 se registró el último brote de fiebre amarilla en nuestro país, justamente después de un periodo de incendios forestales. En ese sentido, destacó que ahora estamos en una etapa similar a la de ese año, ya que meses atrás se registraban focos de calor en diversos puntos de la región.

“Eso está muy relacionado a la migración de monos de la selva, que suelen ser los reservorios de la fiebre amarilla. El mosquito pica al mono enfermo y luego al humano y ahí se empieza la transmisión”, explicó el médico en contacto con ABC TV. Además de ello, el sistema también está en alerta porque desde 2017 el Brasil sufre de una epidemia de fiebre amarilla.

Los incendios en el Pantanal (de Paraguay, Brasil y Bolivia ) se registraron entre julio y setiembre de este año, al igual que en varias otras reservas de la región Occidental de nuestro país. Numerosas hectáreas se quemaron en distintos bosques y sábanas, lo cual podría ocasionar la migración temporal de animales silvestres hacia las zonas urbanas.

El Dr. Sequera explicó que el índice de mortalidad de la fiebre amarilla es del 40%. “Casi la mitad de la población que la padece muere y lo único que se necesita para transmitirla es que haya mosquitos Aedes aegypti. Por ese motivo, la vacuna antiamarílica es obligatoria para salir del país y se exige a todos los extranjeros o nacionales que vienen de las zonas con alerta de fiebre amarilla”, agregó para ABC Color.

El Aedes aegypti es el mosquito transmisor de esta enfermedad, al igual que con el dengue y chikunguña, por lo cual la eliminación de los criaderos nuevamente es la clave.

 

Sobre el dengue, el Dr. Sequera destacó que en lo que va de 2019 ya hay casi 10.000 casos confirmados y 9 fallecidos. “Un número pequeño, si comparamos con años anteriores, pero ese número corresponde mayoritariamente al verano pasado, no este que va a empezar. Está circulando el virus pero de manera bastante leve, con algunos casos aislados en prácticamente todos los rincones del país, pero no hay ningún brote activo», añadió.

Fuente: ABC Color

COMENTARIOS