Dengue y COVID-19: signos de alarma y recomendaciones

120

Debido a que ambos virus, dengue y el nuevo coronavirus, circulan de manera simultánea se insta a la ciudadanía a no relajar las medidas sanitarias, además que el personal de salud establezca un diagnóstico diferencial de casos de enfermedad febril aguda.

La circulación simultánea coloca al sistema de salud en alerta y a endurecer las acciones de control y prevención, teniendo en cuenta que existe el riesgo que una misma persona pueda adquirir ambas patologías, según el informe de Vigilancia de la Salud.

Señala que, aunque ambas enfermedades comparten algunos síntomas, instan al personal de salud, considerar tanto el dengue como el COVID-19 en el diagnóstico diferencial de casos de enfermedad febril aguda.

La mayoría de las personas con dengue y COVID-19 se enferman levemente y pueden recuperarse en la casa, los síntomas generalmente duran unos pocos días, y tienden a sentirse mejor después de una semana.

Así también, pueden cursar la enfermedad grave e incluso presentar complicaciones y desenlace fatal. Sin embargo, el manejo clínico de ambas enfermedades en cuadros graves es bastante diferente y a menudo requiere atención hospitalaria.

SIGNOS DE ALARMA A TENER EN CUENTA

Con el dengue la persona afectada puede presentar vómitos incoercibles, hemorragia de mucosas, dificultad respiratoria, letargo, inquietud, hipotensión postural. En esta fase crítica los signos de alarma pueden aparecer y generar un deterioro clínico rápido que puede darse dentro de 48 horas después de la defervescencia (entre 3 y 7 días después del comienzo de la fiebre).

Mientras que con el COVID-19, se manifiesta dificultad para respirar, dolor o presión en el pecho, confusión, incapacidad para despertarse o permanecer despierto, labios o cara azulados.

RECOMENDACIONES

Para impedir la proliferación del dengue instan a continuar con la eliminación de criaderos y utilizar barreras de protección para evitar picaduras de mosquitos.

Con el COVID-19 piden seguir con el uso de mascarilla, conservar la distancia física e higienizar las manos.

En caso de fiebre o cualquier otro malestar se insta a acudir al servicio de salud más cercano, cumpliendo el protocolo sanitario.

COMENTARIOS